Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 09 de abril de 2020
  • Actualizado 15:42

TIENE 11 HECTÁREAS E INVERSIÓN DE MÁS DE $US 1 MILLÓN

Dueño de hotel ilegal en Parque Tunari cree que merece premio

La Colina es de lujo y está en la cota 2.880, dentro del área de preservación en municipio de Cochabamba. Tiene 40 habitaciones, cabañas, saunas, piscinas, salón y hasta capilla.
Las cabañas están prácticamente concluidas. Otras están en media obra. Ayar Wari
Las cabañas están prácticamente concluidas. Otras están en media obra. Ayar Wari
Dueño de hotel ilegal en Parque Tunari cree que merece premio

El hotel supera el millón de dólares. Tiene 40 habitaciones, cabañas, saunas seco y vapor, piscinas, salón de eventos, un capilla y plantas exóticas. La construcción es de lujo, pero está edificada en un lugar prohibido: en el Parque Nacional Tunari, en el pulmón ecológico de Cochabamba.  

Ayer una comisión formada por asambleístas departamentales, autoridades de la comuna Tunari del municipio de Cochabamba, del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) y del Parque Nacional Tunari realizaron una inspección al lugar. Advirtieron que la construcción es ilegal porque no cuenta con autorización, además que está en el Parque Nacional Tunari, área protegida según ley.

 Recibió a la Comisión el propietario del inmueble Gualberto Villarroel quien contó que la extensión de su propiedad es de 11 hectáreas de las que más de 4.000 metros cuadrados fueron construidos. 

2A-F1-HOTEL-WUARI-VALEEE

Villarroel dijo que hizo un esfuerzo económico y que su intención fue ayudar a la preservación ambiental. Admitió que no tiene planos de construcción y que se acomodaron al terreno. 

Aseguró que cuenta con manifiesto ambiental otorgado por el Ministerio de Medio Ambiente, pero no mostró el documento. Reprochó a las autoridades que tienen la intención de frenar su trabajo y cree que más bien deberían premiarlo por invertir y aportar a Cochabamba.

Contó que está en el lugar desde hace ocho años. Que levantó la edificación poco a poco y que las 40 habitaciones, cabañas, salón de eventos y otros espacios no están habilitados; pero el hotel se publicita en Google Maps como “hotel La Colina”.

El hotel no tiene ningún letrero a la entrada. El piso es de cerámica roja y otros espacios están cementados. Las piscinas están techadas y el salón de eventos, adornado con globos. “Era la fiesta de cumpleaños de mi hija”, justificó Villarroel. 

Se observan cabañas en los laterales y otras construcciones hacia el cerro. Villarroel no permitió el ingreso de la Comisión a más allá del jardín. “Era que me avisen que venían, así les hubiera esperado hasta con refrigerio”.

2A-F2-HOTEL-WUARI

En el lugar, al que no permitió el acceso al grupo que inspeccionadores , está la “Casa del Lobo”. Es una cabaña a la que se ingresa por una cueva. Alrededor hay más construcciones y un sendero para trotar. 

Villarroel está convencido de que no perjudica al pulmón ecológico de Cochabamba. “He forestado. Puse 700 plantines. No es  mi intención dañar. Nos hemos adecuado al terreno. Hemos hecho de forma empírica, sin ningún plano. Estoy haciendo un aporte. Veo en todo el mundo que los mejores hoteles están dentro de áreas protegidas. Una inversión privada de esta naturaleza debería ser premiada”.

OBSERVACIONES Villarroel desoyó las varias notificaciones de paralización de obras. 

El director del Parque Nacional Tunari, Alberto Terrazas, informó que existe un proceso administrativo en el Servicio Nacional de Protección de Áreas Protegidas, Sernap, de La Paz, contra el dueño del hotel. 

Terrazas explicó que notificaron en dos o tres ocasiones para que Villarroel paralice las obras. “Pero deja de construir unos dos o tres meses y nuevamente retoma. Ahora el tema está en el Sernap. Podemos llegar hasta el decomiso”. 

Afirmó que la construcción es ilegal primero porque se edificó en un área protegida y luego porque no existe autorización alguna para que ejecutar obras.

Villarroel aseguró que tiene derecho propietario inscrito en Derechos Reales y que siendo dueño tiene libertad para hacer “modificaciones y remodelaciones que vea necesarias. No estoy construyendo”. 

2A-F2-HOTEL-WUARI-VALEEEE2019121623035434500

Construyen 3 hospedajes en el área protegida

El director del Parque Nacional Tunari, Alberto Terrazas, informó de la construcción de tres hoteles en el área protegida en Cochabamba.

Aseguró que de los tres, el hotel La Colina es el más grande y está en el municipio de Cochabamba. 

También está el hotel Carolina, en  Combuyo (Quillacollo). “Es una construcción pequeña. Ya hemos paralizado. Hay otro en la comunidad Pucun Pucun, en Tiquipaya que debe ser de 100 metros cuadrados construidos. Esta (La Colina) es la más grande”.  

Hasta el momento, ninguna institución gubernamental ha logrado detener la construcción sobre la cota 2.750. 

Terrazas reconoció que existen dificultades para hacer control porque los ocho guardabosques son insuficientes para realizar recorridos.

El representante de la Comisión Sexta  de Medio Ambiente de la Asamblea Legislativa Departamental de Cochabamba Eduardo Sarmiento mostró preocupación por la situación. “Estas construcciones están causando daños al medio ambiente. Se está impermeabilizando el terreno no existe infiltración de las aguas de lluvia para la recarga acuífera de los pozos y manantiales”.

Agregó que harán recomendaciones necesarias tanto al Sernap como al INRA para que verifiquen este tipo de actividades. 

En tanto, el subalcalde de la Comuna Tunari, Calixto Vásquez, dijo que La Colina ya fue pasible a una multa de 10.000 bolivianos, pero que ahora el caso está en proceso administrativo iniciado en el Sernap, en La Paz. 

“Hemos intervenido. Hubo paralización, multa y luego se verá si procede   las demoliciones. De acuerdo a la normativa, es el Sernap el administrador del Parque Tunari y tiene la competencia de manejar el tema territorial aunque esté dentro del municipio de Cochabamba”, señaló. 

Terrazas pidió mayor compromiso de las instituciones para defender el Tunari.