Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 16 de abril de 2024
  • Actualizado 00:06

División al interior del MAS se expone en tema de aportes económicos

El senador Leonardo Loza cuestionó que se hayan “cortado” las contribuciones. Aseguró que él y otros militantes de su partido están “al día”.
El senador del MAS-IPSP Leonardo Loza, este 7 de marzo. MELISS AREVOLLO
El senador del MAS-IPSP Leonardo Loza, este 7 de marzo. MELISS AREVOLLO
División al interior del MAS se expone en tema de aportes económicos

Los aportes obligatorios, según estatuto, de los militantes del Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) se han convertido en un tema que también evidencia las diferencias entre evistas que son denominados radicales (seguidores de Evo Morales, jefe del partido azul) y arcistas denominados renovadores (seguidores de Luis Arce, presidente de Bolivia).

El senador masista Leonardo Loza dijo que los aportes fueron “cortados” por las autoridades del actual Gobierno, que es de su partido, pero del ala contraria. Sin embargo, aseguró que él y otras autoridades (parlamentarios, asambleístas, alcaldes, concejales) y militantes continúan haciendo las contribuciones cada mes.

Explicó que estos aspectos están estipulados en el Estatuto Orgánico del MAS-IPSP.

SEGÚN SALARIOS

El Estatuto establece en su artículo 61, como parte de los deberes de sus militantes, “cumplir regularmente con los aportes establecidos”.

En el Título V referido a su patrimonio, el artículo 71 expone que el mismo está constituido por los aportes “obligatorios y voluntarios” de los militantes y personas allegadas al MAS-IPSP, además de los recursos obtenidos como fruto de colectas y otro tipo de actividades legales; bienes como muebles, inmuebles, activos fijos y otros; y donaciones en efectivo o en especie.

Existe una escala que determina montos de los aportes mensuales en torno a autoridades electas, designadas, servidores públicos, trabajadores en instituciones públicas, descentralizadas, autárquicas que representen al MAS. Entre otras, en Cochabamba están la Gobernación y la mayoría de las alcaldías.

El artículo 72 detalla que quienes perciban ingresos mensuales del salario mínimo nacional hasta 10 mil bolivianos deben aportar el 1% de su total ganado mensual; con ingresos entre 10.001 y 20 mil bolivianos, 2%; con ingresos entre 20.001 para adelante, el 3%.

Por otro lado, para los militantes de base que no tengan ingresos mensuales regulares como dependientes, su estatuto establece el aporte de un boliviano cada mes.

El documento establece también que deben hacer llegar a la Dirección Nacional del MAS-IPSP, las copias originales emitidas por la entidad bancaria, “donde deberá estar detallada los datos personales, número de cédula de identidad y número de celular para insertarlos en la base de datos de la organización política”.

Loza lamentó que estos ingresos ya no se registren en la Dirección Nacional del MAS-IPSP que tiene cuentas bancarias para este propósito.

“Hasta hace un mes atrás, hemos recibido (información) que a la Dirección del MAS no se ha aportado. Más allá de eso, no hemos recibido ninguna otra información. Lamentamos muchísimo que desde nuestro Gobierno se haya cortado el aporte voluntario tal cual establece en el estatuto del MAS”, expresó.

El parlamentario sostuvo que el tema será evaluado en los ampliados y encuentros de dirigencias políticas y orgánicas.

“El militante tiene sentimiento hacia el Instrumento Político, y deberíamos considerar nuestro aporte como corresponde”.

Aseguró que él no falla en los montos económicos que le competen.

“Yo no tengo por qué cortar el aporte a mi instrumento político, a mi organización política. Nosotros, varios, estamos completamente al día con nuestros aportes”.

Pidió a los funcionarios de distintas instancias y a las autoridades “ser conscientes” y aportar.

HAY COBRADORES

Fuentes cercanas al MAS explicaron que en las instituciones públicas existen una especie de “cobradores”, que no hacen la retención de recursos, pero son quienes cobran los aportes y se hacen cargo del depósito en las cuentas de la Dirección Nacional de su partido político.

Utilizan esos recursos para diferentes actividades.

Los militantes activos son quienes trabajan en instituciones a la cabeza del MAS-IPSP; los no activos, no, y son quienes aportan solo 1 boliviano por mes.