Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 18 de febrero de 2020
  • Actualizado 15:52

ZOOM

Dino Land Park exhibe más de 30 especies en Quilla

Este parque temático-familiar comenzó en Sacaba y se trasladó al kilómetro 11 de la avenida Blanco Galindo. Está emplazado en 5.000 metros cuadrados.

Una persona disfruta de las instalaciones y le saca una foto a su hija. DICO SOLÍS
Una persona disfruta de las instalaciones y le saca una foto a su hija. DICO SOLÍS
Dino Land Park exhibe más de 30 especies en Quilla

Desde los más pequeños hasta los gigantes, Dino Park Land pone en la palestra más de 30 especies de dinosaurios animatrónicos a lo largo de un amplio espacio de 5.000 metros cuadrados para darle a la gente un espacio “recreativo y entretenido” con la temática de estas criaturas, que, según varios estudios científicos, habitaron en la Tierra hace más de 68 millones de años.

“Son dinosaurios con tamaños y movimientos reales. Tenemos carnívoros, herbívoros. Vienen traídos del exterior. Lo animatrónico es la principal novedad. Es decir, mueven sus ojos, abren su boca. Tienen la textura de la piel de los dinosaurios. Además, los movimientos y los sonidos son de esa época”, explicó Ariel Coca, encargado de marketing del lugar.

La meta principal de este lugar es convertirse en un punto de encuentro para todas las familias de Cochabamba y “motivo de orgullo para la población de Quillacollo”.

Sus características mejoran la experiencia para los visitantes. “Hay un sensor de movimiento, que genera lo siguiente: cuando usted aparece delante del dinosaurio, este empieza a cobrar vida. Sus ojos dan la sensación de que te siguen durante el recorrido y todos son de tamaño real. El brontosaurio, por dar un ejemplo, reúne la misma escala de millones de años atrás”. 

Según el portal web abc.es, dicha especie medía 22 metros de largo y tenía un peso de alrededor 40 toneladas.

Todos los dinosaurios están distribuidos a lo largo del terreno. Hay un resbalín, juguetes para niños y espacios recreativos donde la gente queda impactada por el tamaño, ya que algunos dinosaurios son visibles incluso desde afuera del recinto. 

“Es un parque lleno de gigantes.  Tenemos al tiranosaurio Rex más grande de Sudamérica porque cuenta con 12 metros de largo por 24 de ancho”.

Dino Land Park está en Cochabamba, La Paz y Tarija. Las especies van migrando de un departamento a otro cada cierto tiempo para darle más variedad a las especies que los visitantes contemplan. 

A la Llajta llegaron recientemente el tricerátops (8 metros de alto por 12 de largo), carnotauro (desde Tarija) y el esquilosaurio, entre otros. 

El parque está abierto de lunes a viernes, desde las 11:00 hasta las 22:00, mientras que los sábados y domingos atienden 12 horas: de 10:00 de la mañana, a las 22:00. 

La entrada cuesta 40 bolivianos para los mayores, mientras que los niños ingresan con el pago de 20 bolivianos. El precio de la entrada menor también aplica para las personas mayores de edad y no hay un tiempo límite para la estadía.

“Este es un entretenimiento familiar. La entrada al fútbol, que todos gozamos, llega a costar hasta 150 bolivianos. La ventaja aquí es que una vez cancelado el boleto, pueden quedarse a disfrutar todo el día”, precisó Coca. La entrada general cubre gran parte del recorrido y algunas atracciones tienen un costo aparte.

El parque viene funcionando desde el 10 de diciembre en la acera norte del kilómetro 11 de la avenida Blanco Galindo hacia Quillacollo. 

“Sin duda, la gente supo valorar y apreciar el esfuerzo, la inversión. Vienen a disfrutar una y otra vez. No existen restricciones de ninguna clase. Puedes sacarte fotos. Aquí incluso graban videos y hacen cortometrajes porque esa es la idea, que la pasen bien”, resaltó Coca.

El sitio es algo parecido a la película estadounidense “Jurassic Park”, por la puesta en escena de cada dinosaurio.

“Este es un parque temático-cretásico, que cobra vida. La gente viene a las 10:00 de la mañana y sabe que cancelando el precio de la entrada puede quedarse a recorrer el lugar, almorzar al mediodía, seguir explorando, tomar el tecito y retirarse a las 22:00 horas cansados de tanto jugar y disfrutar con sus niños”.