Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 24 de octubre de 2021
  • Actualizado 20:53

Diálogo no prospera y hay riesgo de perder crédito

La implementación de una planta de tratamiento de aguas servidas mantiene conflicto en Tiquipaya.
Vecinos toman los predios de Bruno Moqo, en Tiquipaya, este martes. DICO SOLÍS
Vecinos toman los predios de Bruno Moqo, en Tiquipaya, este martes. DICO SOLÍS
Diálogo no prospera y hay riesgo de perder crédito

El conflicto por la implementación de una planta de tratamiento de aguas servidas en Tiquipaya sigue sin resolverse. El diálogo no prosperó y la Gobernación advierte que está en riesgo un crédito que financiaría el proyecto.

La apertura de accesos, el lunes, para el trabajo de estudios geológicos el lunes causó enfrentamientos entre quienes respaldan y quienes se oponen al proyecto que se arrastra desde la anterior gestión municipal.

El lunes incluso se registraron heridos. Este martes, el grupo que está contra de la planta tomó los predios de Bruno Moqo, donde se pretende implementar las obras, y quemaron troncos en los ingresos. Estas personas incluso expusieron que ahora quieren pertenecer al municipio de Tiquipaya.

El lunes no pudo instalarse el diálogo y ayer, tampoco.

El alcalde de Tiquipaya, Juan Pahuasi, informó al final de la tarde de ayer que el único avance que logró es “llegar a la Gobernación”, pero el diálogo con los vecinos no fue posible. Anoche se aguardaba una reunión entre autoridades, incluido el alcalde de Colcapirhua, Nelson Gallinate.

Entretanto, el secretario de Coordinación General de la Gobernación, Juan Carvajal, informó que el municipio de Tiquipaya corre el riesgo de perder un crédito de 118 millones de bolivianos, destinados a través del Ministerio de Medio Ambiente y Agua y la cooperación francesa para este proyecto, que está en riesgo de no ejecutarse.