Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 07:06

EL TRATAMIENTO GRATUITO DURA SEIS MESES

Diagnostican 80 pacientes con tuberculosis al mes en la Llajta

El responsable del Programa en el SEDES, Amílcar Apaza, señaló que detectaron 911 casos positivos de la enfermedad, en 10 meses, y prevén alcanzar 1.170 hasta fin de año. 
Imagen referencial de jóvenes  que marchan contra la tuberculosis en Cochabamba. ARCHIVO
Jóvenes marchan contra la tuberculosis en Cochabamba. ARCHIVO
Diagnostican 80 pacientes con tuberculosis al mes en la Llajta

Alrededor de 80 y 110 personas son diagnosticadas con tuberculosis cada mes en Cochabamba, informó el responsable del Programa de Tuberculosis del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Amílcar Apaza.

Indicó que hay 911 pacientes con esa enfermedad en 10 meses, desde enero de 2019. Acotó que esa cifra demuestra que los casos bajaron en relación al año anterior cuando hubo cerca de 890 casos, en este mismo período. 

Estiman cerrar este año con unos 1.170 a 1.200 pacientes con tuberculosis. Esta última cifra es el número histórico en el departamento.

1.200 casos positivos de esa enfermedad atendieron en 2018 y 1.150 en 2017. Acotó que un parámetro regular sería de unos 1.500 pacientes con el mal.

POBLACIÓN Apaza manifestó que el 45% de los pacientes con tuberculosis están en el eje metropolitano, principalmente, en los municipios de Cercado, Quillacollo y Sacaba. En tanto, el 30% se detecta en la región del Trópico y el restante se distribuye en las otras localidades. 

Acotó que los afectados son generalmente jóvenes de entre 15 y 34 años, es decir, la población económicamente activa. Además la mayoría son hombres.

Dijo que por cada dos pacientes varones con esa enfermedad, hay solo una mujer. 

CURACIÓN La tuberculosis es un mal que se cura con un tratamiento oportuno. 

Apaza destacó que en Cochabamba el 85% de los pacientes venció la enfermedad y se posesiona en el departamento que curó a más pacientes.

En tanto, Santa Cruz y La Paz enfrentan la problemática de la tuberculosis drogorresistente.

Ese diagnóstico se da cuando el paciente abandona el tratamiento y su situación se agrava hasta generar una resistencia a los antibióticos. En ese caso, los médicos realizan la evaluación para definir cuál será la medicación.

Apaza manifestó que el departamento mejoraron en la captación de pacientes con tuberculosis y en su seguimiento médico para lograr la curación. 

TRATAMIENTO La medicación para tratar la tuberculosis es gratuita en los establecimiento de salud públicos, pero aún hay pacientes que abandonan la medicación. 

A nivel nacional hay una tasa de abandono entre 4 y 5%, cuando debería ser un 3%. “Son alrededor de 50 y 60 pacientes los que dejan su tratamiento y eso es un problema porque el paciente se vuelve resistente a los antibióticos. 

Acotó que cada año mueren cerca de 60 personas por tuberculosis. 

Gratuidad 

El responsable del Programa de Tuberculosis del SEDES, Amílcar Apaza, recordó que los hospitales públicos ofrecen el tratamiento gratuito para curar esa enfermedad. “Tenemos los medicamentos necesarios. No hay escasez”. 

Acotó que el tratamiento dura seis meses, pero si el paciente es drogorresistente la medicación puede administrarse  hasta 18 meses, 

Diagnóstico 

Apaza indicó que usan el método de la baciloscopía, cultivo de muestras y el GeneXpert y los resultados salen hasta en dos días. 

Con el GeneXpert se realiza un diagnóstico rápido de la tuberculosis y de la resistencia a los medicamentos para determinar el apropiado. Es resultado está en menos de dos horas. 

Síntomas 

Tos por más de tres semanas, tos con sangre, dolor en el pecho o al respirar o toser, pérdida de peso, fatiga, fiebre, sudoraciones nocturnas, escalofríos y pérdida de apetito son los síntomas más comunes de un paciente con tuberculosis. 

Apaza recomendó que si presenta alguno de esos signos acuda al centro de salud más cercano a su domicilio y evite automedicarse. 

Avances 

Apaza indicó que implementarán un Genotype en el departamento desde 2020. Se trata de una prueba molecular que permite identificar las mutaciones más frecuencias asociadas a la resistencia a las drogas antituberculosas. 

También prevén incorporar otros equipos de GeneXpert para una detección de la enfermedad rápida.