Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de septiembre de 2020
  • Actualizado 18:11

Detienen a 3 "coyotes" en trata de haitianos y hay nuevo caso

Cobran al menos 3.000 dólares a cada víctima de trata. Medios chilenos señalan que los intercambios económicos se realizan cuando los extranjeros están de tránsito por Bolivia.

Una funcionaria municipal intercepta a una mujer haitiana en Cochabamba.   Archivo OPINIÓN
Una funcionaria municipal intercepta a una mujer haitiana en Cochabamba. Archivo OPINIÓN
Detienen a 3 "coyotes" en trata de haitianos y hay nuevo caso

Tres “coyotes” fueron capturados en Cochabamba este mes. Ese denominativo, propio de México, se usa para identificar a una persona que ayuda a cruzar una frontera de manera ilegal.

Las autoridades bolivianas avanzan con las investigaciones sobre el caso haitianos Un nuevo elemento se suma a este proceso: la identificación de tres extranjeros, originarios de Haití que son “coyotes” y, según medios de comunicación chilenos, cobraban hasta tres mil dólares a cada víctima de trata, solo por un tramo de la ruta hacia “la tierra prometida”, Chile.

“Estamos indagando. Hay tres posibles coyotes y también está en investigación el dueño de una flota y un chofer”, aseveró el director departamental de Migración en Cochabamba, Sami Aliss Saba.

Añadió que “estamos detrás de buenos rastros” e informó que los “coyotes” están en Cochabamba y fueron puestos a disposición de las autoridades.

Preliminarmente, el mayor indicio en su contra es la información que guardan en sus dispositivos móviles, donde los detenidos almacenan, por ejemplo, imágenes de pasaportes de sus supuestas “presas”. El resto de datos están siendo analizados, con ayuda de traductores.

Ahora, todo está en manos de la Fiscalía.

Solo en agosto, la Dirección Nacional de Migración de Bolivia, en coordinación con otras instancias estatales, identificó ocho grupos con supuestas víctimas de trata. El 50% fue interceptado en territorio cochabambino.

El último caso se reportó el sábado 29 de agosto en inmediaciones a la Terminal de Buses de Cochabamba, donde encontraron a una decena de haitianos. Todos recibieron órdenes de salida del país.

LAS VÍCTIMAS A las autoridades de Cochabamba les llama la atención que los haitianos que son supuestas víctimas de trata “guardan mucho silencio”.

Los único que responden a los interrogatorios que les realizan es que su intención era llegar a Chile para trabajar y pensaban ingresar a ese país por Pisiga (Oruro).

En criterio de Aliss Saba, ese comportamiento es común en personas de trata y tráfico porque “están amenazadas para no abrir la boca”.

Las evidencias de que esos ciudadanos interceptados en Cochabamba están intimidados no son solo son psicológicas, también físicas, porque dos mujeres haitianas estaban golpeadas.

EL PRECIO De acuerdo con el medio de comunicación chileno Nuevo Poder, hasta 300 haitianos ingresan diariamente a Chile.

Reciben ayuda de “coyotes” que hacen su trabajo por al menos 3.000 dólares (más de 20.000 bolivianos) solo por sacar gente de Puerto Príncipe. Luego, por el resto de los tramos, tienen otros montos establecidos.

La red de prensa BioBioChile develó que en un último caso de haitianos ocurrido el fin de semana en ese país vecino se develó que parte de la transacción económica se realiza en territorio boliviano. Hay dos extranjeros con detención preventiva, también “coyotes”.

Al respecto, la fiscal de Chile Camila Albarracín explicó que a mediados de agosto uno de los imputados G.J.D. viajó a la frontera de Brasil con Bolivia donde otro “coyote” le entregó a 10 personas, incluido un niño de cuatro años de edad.

En Bolivia contactó a familiares de estas personas que están en Chile, indicándoles que él se haría cargo del viaje hasta Santiago, por lo que tuvieron que depositarle 700.000 pesos chilenos (equivale a 7.000 bolivianos, aproximadamente).

Tras recibir el pago, condujo al grupo caminando por un paso no habilitado cerca de Colchane (frontera chilena con Bolivia), hasta que llegaron a Alto Hospicio, donde los mantuvo en una casa que había arrendado en una toma, mientras él iba hasta la Policía de Investigaciones.

De igual forma, el otro imputado B.S. contactó en la frontera de Bolivia, cerca de Colchane, a 11 personas, incluidos tres niños, quienes le pagaron cerca 3.000 bolivianos cada una con el fin de ingresarlas al país y hacer los trámites para que llegaran a Santiago.

El grupo entró por un paso no habilitado, caminando durante la noche y por varios días con temperaturas extremas, debiendo refugiarse en una casa abandonada para sobrevivir.

La jefa de la Brigada Investigadora de Trata de Personas de Iquique, Katherine Vásquez, señaló que “las diligencias realizadas hasta el momento nos han permitido establecer que las víctimas realizaron una ruta de varios meses desde Haití hasta República Dominicana por tierra, luego hasta Guayana y desde ahí a Brasil, para posteriormente viajar a Bolivia e ingresar clandestinamente a Chile, acompañadas de los llamados “coyotes”, en este caso los imputados”, de acuerdo con la nota de BioBioChile.

Situación

Cochabamba alberga a por lo menos medio centenar de haitianos que este mes fue interceptado ingresando de manera irregular al territorio boliviano. Están en centros de aislamiento y en refugios. Algunos tienen órdenes de salida del país y otros enfrentan a la Justicia.