Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 01 de marzo de 2024
  • Actualizado 17:03

CONFLICTOS POR AGUA

Determinan bloquear en Vinto; Semapa llama a diálogo para el lunes

El Control Social de Vinto demanda el cumplimiento de convenios a la descentralizada municipal de Cochabamba, incluido el pago por el agua de pozos.
Transporte pesado varado en la ruta al occidente de Bolivia, a la altura de Vinto. DICO SOLÍS
Transporte pesado varado en la ruta al occidente de Bolivia, a la altura de Vinto. DICO SOLÍS
Determinan bloquear en Vinto; Semapa llama a diálogo para el lunes

El Órgano de Participación y Control Social del municipio de Vinto determinó un bloqueo general indefinido en demanda del cumplimiento de convenios, incluido el pago por el uso de agua de sus pozos, al Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) de Cochabamba. esta última convocó a un diálogo para este lunes.

De acuerdo con la convocatoria, la determinación del bloqueo indefinido fue asumida el 29 de noviembre. El documento argumenta la decisión por “la pasividad e inacción del directorio de Semapa del municipio de Cochabamba (…) a los efectos de exigir el cumplimiento de convenios comprometidos y garantizados por Semapa ante el Gobierno Autónomo Municipal de Vinto y organizaciones vivas de este municipio”.

Anunciaron que el bloqueo comenzará a las cero horas de este lunes 4 de diciembre.

Por su lado, en días anteriores, el gerente general de Semapa, Luis Prudencio, reiteró la invitación para este lunes a las 15:00 horas al alcalde de Vinto, Alfredo Lucana; a autoridades del ejecutivo, concejales y dirigentes del Control Social , entre otros,  para “avanzar juntos en un diálogo técnico, legal y fraterno” que beneficie a ambos municipios respecto al suministro de agua.

La autoridad explicó que los pozos de agua en el municipio de Vinto suministran 68.44 litros por segundo, pero solo 25 litros por segundo llegan al municipio del Cercado; el resto se queda en ese municipio.

Manifestó que  los terrenos que tiene Semapa en el Valle Bajo fueron transferidos  “de forma definitiva” a la empresa descentralizada por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en 1977, siguiendo procedimientos legales; mientras, otro porcentaje de terrenos fuer adquirido por la empresa de agua, de  personas particulares, en 1996, en el marco de la normativa vigente.

“De los tres terrenos que tenemos, uno se ha convertido en una cancha de fútbol, que utilizan los de la comunidad; otro, que es un vivero; y el último, que se ha construido una infraestructura. Estos temas podemos sentarnos y ver cómo podemos viabilizar en favor del municipio, respetando las normas”.

Respecto al anuncio de bloqueo exigiendo el cumplimiento de un acuerdo suscrito el 2015 por el entonces gerente de Semapa Raúl Flores, Prudencio manifestó que el mismo fue firmado bajo presión y que generó responsabilidad penal en el exgerente, quien enfrenta un proceso por los delitos de incumplimiento de deberes y uso indebido de bienes y servicios públicos.