Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de mayo de 2021
  • Actualizado 14:17

Destituyen a director de Aasana por vuelos irregulares en Chimoré

Además, iniciaron procesos a Ronny Balderrama por delitos que tienen sanción de hasta seis años de cárcel. En la actualidad, la terminal aérea está cerrada.
Una de las avionetas y personal en la pista del aeropuerto de Chimoré, el 10 de marzo. RKC
Una de las avionetas y personal en la pista del aeropuerto de Chimoré, el 10 de marzo. RKC
Destituyen a director de Aasana por vuelos irregulares en Chimoré

Una denuncia sobre vuelos irregulares, realizados el 10 de marzo en el Aeropuerto Internacional de Chimoré, en el Trópico de Cochabamba, derivó en la destitución y el inicio de procesos contra Ronny Balderrama, quien era el director general de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de Navegación Aérea (Aasana).

El Ministerio de Obras Públicas Servicios y Vivienda envió el 11 de marzo una nota a Balderrama, en la que se le instruyó revelar quién autorizó el acto, si había plan de vuelo y si había personal de la Fuerza Especial de Lucha contra el narcotráfico (FELCN), extintores y carros bomberos, según normativa.

Ante estos hechos, la Dirección general de Aeronáutica Civil (DGAC) realizó el 18 de marzo una inspección técnica y determinó la suspensión de operaciones por observaciones en diferentes áreas.

Balderrama brindó ayer una conferencia de prensa y aseguró que se cumplieron las exigencias mínimas para los vuelos de las aeronaves de escuelas de pilotaje. Pero, el ministro de obras Públicas Servicios y Vivienda, Edgar Montaño, dio una versión contraria. Montaño dijo que hubo 16 vuelos, Balderrama dijo que fueron 17.

Aquel 10 de marzo, RKC hizo transmisiones en vivo del evento, expuso la llegada de las aeronaves e informó que Aasana reabría el aeropuerto y activaba el funcionamiento de la escuela de pilotos y escuela de formación de técnicos aeronáuticos.

En entrevista, Balderrama, detalló que se invitó a las escuelas aeronáuticas a formar parte de esta reactivación. “Estamos firmando un memorándum de entendimiento para que puedan operar en la localidad. Esto va a brindar la posibilidad de que los estudiantes de Chimoré puedan participar de estas escuelas, también van a venir alumnos de los otros departamentos y van a generar movimiento económico tanto en alojamiento, alimentación y todo lo demás. Van a pernoctar aquí las aeronaves, como estamos pudiendo ver ahora”, dijo aquel día, y se refirió a lo mismo ayer.

Acotó que también se invitaba a empresas internacionales a formar parte de una asociación público – privada para centros de mantenimiento latinoamericanos, considerando las condiciones climatológicas de la región.

Este lunes cuestionó el actuar del Ministro y aseguró que Montaño fue informado sobre la actividad y que, además, había sido una instrucción suya, de diciembre, la reapertura del aeropuerto.

“Tal vez, el sindicato quiere ganar protagonismo u Obra Públicas quiere ganar protagonismo”, expresó.

Dijo que no se trató de operaciones comerciales sino de escuelas de pilotaje. Aclaró que para operaciones comerciales sí se requieren 12 personas para el aterrizaje, pero que para las escuelas son cuatro y que sí se cumplieron las condiciones mínimas, incluida la participación de miembros de la FELCN que habrían realizado las revisiones respectivas, controlador y bomberos.

“Estamos reactivando un aeropuerto y estamos queriendo mejorar nuestros ingresos a a través de estas reactivaciones, para cumplir con sueldos2, sostuvo; pero, no precisó cuáles eran los ingresos de aquella jornada.

Enfatizó que el Ministro fue comunicado, mediante una nota, de sobre la reactivación de Chimoré; y agregó que también se hizo una comunicación para una solicitud de autorización de operaciones de las escuelas de pilotaje, el 8 de marzo, a la DGAC, “que ha estado presente en esas operaciones”.

Por su lado, Montaño aseguró que hubo una “irregular reapertura del aeropuerto de Chimoré”, y que desde que se enteró pidió informes.

Expresó que, de acuerdo con los informes del aeropuerto de Chimoré, no contaban con las condiciones técnicas para comenzar a operar.

PROCESOS

“El Gobierno no va a permitir actos irregulares de ninguna naturaleza. Es por eso que estamos destituyendo al ingeniero Balderrama y le estamos iniciando los procesos que corresponden, incluido un proceso penal”, afirmó.

Detalló que será procesado por la Ley 2092 de Aeronáutica Civil que en su artículo 191 establece que “será sancionado con pena privativa de libertad de uno a seis años el que realice cualquier acto que ponga en peligro la seguridad de un aeródromo, de un aeropuerto o de la circulación aérea”, además por el delito de incumplimiento de deberes.

La autoridad rechazó haber estado al tanto de la reapertura del aeropuerto y retó a Balderrama a exponer documentos firmados por una autoridad superior.

Recalcó que, según los informes que recibió, no había presencia de la FELCN, no había carros bomberos ni el personal requerido.

“Con seguridad, la auditoría nos va a decir quién más participó en los actos irregulares (…). Es una total irresponsabilidad”.

Una fuente vinculada al tema, describió que en el acto del 10 de marzo participaron el Alcalde de Chimoré y otras autoridades de ese municipio, pero que desconocían sobre las irregularidades.

CERRADO

El aeropuerto sigue cerrado y con custodia militar, de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB).

En noviembre de 2020, la pista fue abierta para la llegada del expresidente Evo Morales, quien volvía luego de haber estado fuera del país.

El aeropuerto dejó de operar tras los conflictos postelectorales de octubre de 2019. Morales renunció el 10 de noviembre de aquel año al cargo de la Presidencia de Bolivia. La noche del día posterior, el 11, abandonó el país desde el aeropuerto de Chimoré, rumbo a México. Durante el Gobierno transitorio, el aeropuerto no operó y se mantuvo la presencia militar.

Un año después, los seguidores de Morales organizaron su bienvenida y para el acto ocuparon la pista del aeropuerto. Se conoció que aquel día “llegaron helicópteros, pero no aviones”.

Durante esos días, hace más de cuatro meses, se había anunciado que se reactivarían los vuelos civiles; pero, aquello no ocurrió

AUTORIZADOS

En la actualidad, no existen vuelos civiles en Chimoré.

Se conoció que los únicos vuelos autorizados, en coordinación con Aasana y la FAB, en el municipio del Trópico son los de fumigación aérea, que pueden ser uno o dos al día, o tres veces a la semana, dependiendo del comportamiento climático; hay dos empresas que trabajan en esa área “con aeronaves identificadas de lejos”. Se trata de contratos que se realizan de manera privada, que tienen costos por el uso de aeropuerto que se pagan a Aasana.

Apuntes

Desde 2015

El aeropuerto fue inaugurado por Morales en 2015 y fue una obra cuestionada por las inversiones y su ubicación. 

Escuelas de pilotaje

El ministro Edgar Montaño informó sobre unas seis escuelas de pilotaje que participaron en el acto del 10 de marzo en el Aeropuerto Internacional de Chimoré. Algunas aeronaves partieron de Cochabamba y otras de Santa Cruz.

Abandono y saqueo

El ahora exdirector ejecutivo de Aasana Ronny Balderrama expresó que el aeropuerto de Chimoré estaba saqueado y abandonado, y que desde mediados de diciembre de 2020 se siguió un proceso de limpieza para tener las condiciones mínimas de operación. Aclaró que todavía no pueden realizarse vuelos comerciales, pero sí los de escuelas de pilotaje, porque sus requerimientos son diferentes.