Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 19 de septiembre de 2019
  • Actualizado 19:36

EL PIQUETE DE HUELGA DE HAMBRE PERMANECE

Destapian puertas y Alcalde anuncia proceso a concejales

Juan Carlos Angulo los acusa de impedir el trabajo. Ratifica que quiere solucionar los problemas dialogando.
Destapian puertas y Alcalde anuncia proceso a concejales


Las puertas del edificio municipal de Tiquipaya fueron destapiadas ayer, pero el conflicto persiste. Mientras un grupo de vecinos insiste en pedir la renuncia del alcalde Juan Carlos Angulo, esa autoridad anunció que iniciará un proceso legal contra todos los concejales porque no cumplen con sus funciones y no coadyuvan en el trabajo y en la gestión.

El martes, el ingreso a la Alcaldía amaneció con un improvisado muro que levantaron los manifestantes para impedir que entren los funcionarios a trabajar.

Ayer, un grupo de personas que apoyan al Alcalde marchó y se concentró en el frontis del palacio municipal, a golpes destruyó el tapiado y estaba a punto de abrir las puertas, pero no lo logró por falta de un cortafierros para destrozar los candados.

Se dio un amago de enfrentamiento, pero la Policía se desplazó al lugar y puso orden.

A menos de un metro estaba un grupo del otro. Los petardos iban y venían, así como los insultos. No faltó la persona que en medio de la tensión tiró bolsas con agua a uno y otro lado, situación que por momentos “subía la temperatura” de los vecinos. Ese tira y afloja fue permanente por casi dos horas. Cuando se encaminaba la posibilidad de dialogar, un grupo de jóvenes salió por la parte de adentro de la Alcaldía y comenzó a tirar piedras a los manifestantes. La oportuna intervención de la Policía y de los dirigentes apasiguó las cosas. Al promediar las 10:35 horas, los huelguistas decidieron dar un paso al costado y dejar que las puertas sean abiertas. Un funcionario municipal dotado de un rompefierros rompió los candados en medio de gritos de apoyo y rechazo a Angulo.

Los dos grupos se dijeron de todo. Las acusaciones de “ladrones”, “borrachos”, “politiqueros”, “llunkus” y “entren a robar” fueron algunas de las frases que se repitieron de uno y otro lado.

Los manifestantes acusaron a Angulo de subir los impuestos, de no solucionar el tema de la basura, del matadero y de no gestionar la construcción de una planta de tratamiento de aguas servidas.

Tres concejalas del MAS, partido del Alcalde, y de Demócratas presentaron ocho denuncias contra la autoridad en la Fiscalía.

El Alcalde aseguró que está trabajando para solucionar las demandas.

DIÁLOGO Ya en el despacho, el Alcalde esperó por horas a las partes en conflicto para dialogar, pero no se abrió esa posibilidad ayer. “Voy a esperarlos para que busquemos soluciones de forma conjunta”.

El representante de los vecinos que piden la renuncia de Angulo, Lucio Fuentes Roca, señaló que no van a conversar con la autoridad municipal.

Añadió que se quedarán a un costado del ingreso al municipio y reforzarán el número de huelguistas. Sin embargo, se conoció que prevén decretar un cuarto intermedio por Semana Santa y que el lunes volverían a tapiar la Alcaldía.