Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 13:19

Desarrollo Humano asegura que la cantidad de la pintura es insuficiente y que tiene "garantía"

La cartera municipal respondió ante las denuncias de presunto "sobreprecio y mala administración" en la adquisición de pintura para unidades educativas.
La Secretaria Municipal de Desarrollo Humano, Jenny Rivero. Andrés Pacheco
La Secretaria Municipal de Desarrollo Humano, Jenny Rivero. Andrés Pacheco
Desarrollo Humano asegura que la cantidad de la pintura es insuficiente y que tiene "garantía"

La Secretaria de Desarrollo Humano de la Alcaldía de Cochabamba, Jenny Rivero, informó hoy martes que la adquisición de pintura en favor del mantenimiento de unidades educativas cuenta con "una boleta de garantía", que obliga a la empresa que se adjudicó el proyecto reponer lotes que tengan una "fecha de caducidad próxima", en respuesta a las denuncias que realizó la alcaldía con Mauricio Muñoz (miembro del comité de transición) y otros concejales.

Acerca de los productos que tienen fechas próximas de vencimiento o que son defectuosos, la cartera municipal señaló que cuenta con una boleta de garantía de dos años y que, por ende, cualquier problema será reclamado ante la empresa para que se realice la reposición "correspondiente".

"No ha habido irregularidades en la compra de este material, que tiene por objeto el trabajo de mantenimiento en las unidades educativas de Cercado. Esta unidad fue creada con ese propósito. Además, se determinó esta compra para hacer un trabajo comunitario con los estudiantes. Esto tiene el fin de pintar las aulas, los bancos. Hemos estado trabajando con ellos de acuerdo con el cronograma desarrollado con la Jefatura de Unidades Educativas", explicó en una entrevista con OPINIÓN.

Respecto a la polémica en torno al lugar de almacenamiento, Rivero indicó que el material ingresó allí porque la cantidad de material que tenían solo podía ser albergada en la unidad educativa Felipe Brown por contar con "un espacio más idóneo". "Fue un acto público. El alcalde de aquel entonces, Iván Tellería, estuvo presente al igual que los medios de comunicación y entregamos la pintura a los padres de famila de Cercado 1 y 2".

Por su parte, Fernando Saavedra (arquitecto que fue el fiscal de servicio desde el principio hasta el final del procedimiento) señaló que cualquier producto dañado debe ser repuesto por la empresa "de manera inmediata".

También fue tema de polémica el precio. "En la cotización, una empresa nacional nos solicitaba 375 bolivianos por cada lata de pintura y la unidad solicitante nos dio un precio referencial de 330 bolivianos. Entonces, se han presentado tres empresas a un proceso de calificación y el proyecto fue adjudicado a la empresa que dio el precio más bajo", dijo Saavedra.

Otro punto de controversia fue la cantidad de pintura comprada, que presuntamente fue "excesiva". "Sobre esto indicar lo siguiente. El Gobierno Autónomo Municipal de Cochabamba cuenta con 150 infraestructuras educativas. La cantidad comprada (1.100) solo equivale a siete baldes de 18 litros por lugar y cada escuela requiere mínimamente entre 30 y 40 baldes para la pintura integral del colegio. Es sumamente insuficiente el material comprado para estos trabajos. El requerimiento es mayor. Ellos saben que no va a alcanzar, pero se les está entregando lo que se tiene. Pidieron más, pero no les pudimos dar más porque hay 40 unidades educativas en lista de espera".