Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 20 de abril de 2021
  • Actualizado 11:54

Delivery exige a Tellería poder trabajar domingos; motos montan guardia frente a la Alcaldía

El sector se declara severamente afectado por la pandemia y porque se ve indefenso. Mañana, los trabajadores y dueños de empresas sostendrán una cumbre y las bases analizarán acciones radicales.
Las motos de los trabajadores de delivery, justo frente a la Alcaldía. Captura
Las motos de los trabajadores de delivery, justo frente a la Alcaldía. Captura
Delivery exige a Tellería poder trabajar domingos; motos montan guardia frente a la Alcaldía

Las empresas que reparten pedidos en Cochabamba se han declarado en total emergencia y en estado de indefensión ante la improbabilidad de trabajar los domingos, jornadas en las que rige la cuarentena estricta y nadie puede circular en la vía pública. Por ello, los trabajadores, algunos en sus motocicletas, se situaron en las afueras de la Alcaldía de Cochabamba y montaron guardia, mientras que la dirigencia de la Asociación de Delivery Cochabamba (Adeco) dejó una carta dirigida expresamente para el alcalde Iván Tellería.

Gróver Mendez, quien preside la institución, refirió ante OPINIÓN que el sector se vio en la necesidad de "conminar" a Tellería para que escuche la urgencia, mediante una acción pacífica que podría tomar tintes más radicales, en caso de que los requerimientos no sean oídos.

"Estamos de forma pacífica en instalaciones de la Alcaldía para emitir una carta por el conducto regular. Pedimos trabajar en conjunto con los restaurantes el domingo, a puertas cerradas, con todo el estricto orden de medidas de bioseguridad. Ingresamos, dejamos nuestra carta y nos retiramos con una marcha por Cochabamba. Nos vemos muy afectados por las nuevas disposiciones de febrero".

Las bases del rubro sostendrán mañana una reunión en la que evaluarán qué acciones asumirán, en caso de que sus pretensiones no se vean satisfechas. "Vamos a radicalizar nuestras medidas de presión si no somos escuchados ya que estamos en todo nuestro derecho de trabajar. Somos un servicio indispensable para la sociedad en plena pandemia ya que tenemos el estricto uniforme de bioseguridad y una caja para llevar productos".

Otra integrante del rubro señaló que la emergencia es mayor, tomando en cuenta que todo comenzó tras los conflictos electorales de 2019. Sienten que no cuentan con políticas que los ayuden.