Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 02 de diciembre de 2020
  • Actualizado 12:01

ES INVESTIGADO POR EL CASO "AUDIOS DE CORRUPCIÓN" DE QUILLACOLLO

Dejan sin efecto la detención domiciliaria del diputado del MAS Lucio Gómez

El parlamentario deberá presentarse cada mes a la Fiscalía, se mantiene el arraigo y fianza de Bs 200 mil. Se valoró su estado de salud.
El diputado Lucio Gómez tras su aprehensión en el edificio Abugoch, el pasado 1 de agosto de 2019. FOTO: Archivo
El diputado Lucio Gómez tras su aprehensión en el edificio Abugoch, el pasado 1 de agosto de 2019. FOTO: Archivo
Dejan sin efecto la detención domiciliaria del diputado del MAS Lucio Gómez

La Sala Penal Cuarta de Cochabamba determinó dejar sin efecto la detención domiciliaria del diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Lucio Gómez, quien estuvo cumpliendo esa medida al ser implicado en el caso denominado “audios de corrupción 2” de Quillacollo, desde hace más de un año.

La vocal de turno de la Sala Penal Cuarta, Silvia Zurita, informó que, en audiencia virtual de apelación, se dispuso la cesación de la detención domiciliaria de Gómez en aplicación de la segunda parte del inciso uno del artículo 239 del Código de Procedimiento Penal que “hace referencia a las circunstancias que tornen conveniente la sustitución de la medida”, de acuerdo con la entrevista de Agencia Judicial de Noticias (AJN).

Explicó que se consideró que el diputado ha estado cumpliendo la detención domiciliaria sin derecho al trabajo desde el 2 de agosto de 2019. Además, que se trata de una persona adulta mayor y que su estado de salud se ha agravado debido a que las solicitudes de atención médica enviadas ante el juez no fueron atendidas oportunamente debido a las restricciones de la emergencia sanitaria de la COVID-19 que impidieron que las actividades sean regulares.

Aclaró que no es una libertad irrestricta puesto que se mantiene el arraigo y la fianza de 200 mil bolivianos, y agregó la presentación mensual ante el Ministerio Público.

ANTECEDENTES

El 2 de agosto de 2019, el Juzgado de Instrucción Penal No. 2 de Quillacollo dictó la detención domiciliaria sin derecho al trabajo para el diputado Lucio Gómez y una fianza de 200 mil bolivianos, por los delitos de uso indebido de influencias y concusión.

La autoridad fue acusada de “orquestar” la crisis en Quillacollo porque presuntamente disponía nombramientos en cargos jerárquicos de la Alcaldía. Más de 30 audios de WhatsApp acompañaron la denuncia que fue presentada ante la Fiscalía.

Gómez, se presentó a la Fiscalía el 1 de agosto del año pasado, cuando ya había una orden de aprehensión en su contra, y ese mandamiento fue ejecutado en esas dependencias. El parlamentario, en esa oportunidad, negó las denuncias y aseguró que se trataba de un ataque de la oposición para “perjudicar su carrera sindical y su potencial candidatura a la Alcaldía de Quillacollo”.

Hay varios investigados en este proceso seguido por el Ministerio Público y el Gobierno Autónomo Municipal de Quillacollo.