Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 20 de octubre de 2020
  • Actualizado 02:07

Defensores del medio ambiente’ recogen basura a domicilio

Una decena de familias hace el trabajo “puerta a puerta” y, luego, entrega todo lo reciclable a compañías papeleras y plásticas, entre otras.

Un Defensor del Medio Ambiente realiza el recojo de residuos reciclables.
Un Defensor del Medio Ambiente realiza el recojo de residuos reciclables.
Defensores del medio ambiente’ recogen basura a domicilio

Se hacen llamar “defensores del medio ambiente” y, como tales, están dispuesto a todo por un planeta limpio, incluso, ir puerta por puerta a recoger basura valorizable.

Cada día, una decena de familias recorre al menos 480 manzanos de la ciudad de Cochabamba en busca de residuos valorizables. Es decir, aquellos que pueden reciclarse, como papel, periódico, cartón, bolsas plásticas, botellas pet, vidrios, entre otros. Luego, los reciclan y entregan a compañías papeleras o embotelladoras del departamento.

Ellos son parte del Programa denominado Iniciativa Regional para el Reciclaje Inclusivo, de Avina y la Fundación para el Reciclaje Cochabamba (Fundare).

DETALLES Luego de una capacitación y dotación de material de trabajo, como carritos de acopio, las 10 familias incursionaron en el “recojo de residuos puerta a puerta”.

Según el director de Fundare, Ariel Oropeza, “es gente que ha vivido en la calle, que no tiene un trabajo”.

Tienen un plan de recorrido diario cuyos límites son el puente de Quillacollo, la Circunvalación y la avenida Rubén Dario. Aunque, si el cliente lo pide, a veces se salen de su ruta para ir hasta su puerta por un poco basura. Inclusive, coordinan recojos al teléfono 61795902.

El único requisito es que la gente entregue limpios los residuos reciclables. Según Oropeza, cuando los desechos son de calidad, es decir, están limpios, se valorizan más. “Eso es lo que buscamos, que ellos tengan recojos mejor valorizados, que ellos no tengan que meterse en los contenedores de basura”.

ANTECEDENTES Al principio, en enero de 2020, recogían unas dos toneladas de basura, pero, en agosto de este año se incrementó a 12 toneladas.

De a poco “se les abrieron puertas porque la gente vio que su trabajo era continuo y real”. Así, fueron creciendo y, en la actualidad, abarcan al menos 480 manzanos.

Esta gestión fortalecieron la iniciativa con la apertura de un centro de acopio, donde la gente también puede llevar su basura, está ubicado en la avenida Salamanca esquina Lanza.

El centro es de gran utilidad para las familias recolectoras porque muchas de ellas, luego de recoger los desechos, no saben dónde llevarlos y se frena el proceso.

Fundare gestionó un espacio en el centro de la ciudad para que las familias dejen sus residuos valorizables. Luego, cada dos días, un comprador se aproxima al lugar, recoge todo y los lleva a compañías papeleras y embotelladoras, entre otras

PROYECCIÓN La intención es involucrar a más familias, aunque, en tiempo de pandemia es más complejo.

En alianza con las autoridades también está previsto dotar a las familias cochabambinas bolsas especiales para depositar la basura reciclable y dejarla en su puerta para que los “defensores del medio ambiente” vacíen las mismas y luego las arrojen a sus jardines.

Antecedentes

Las familias recolectoras trabajan desde 2019 y en 2020 fortalecieron la iniciativa con la incrementación de los volúmenes de acopio de basura “puerta a puerta” y la apertura de un centro de acopio.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad