Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 26 de febrero de 2020
  • Actualizado 15:36

REVELAN QUE HAY REINCIDENCIAS

Débil ley deja libres a 20 traficantes de animales en 2019

Ayer, una comerciante contó de la existencia de un proveedor que se dedica a la crianza, en Vinto.
Momento de decomiso de animales en La Cancha.
Momento de decomiso de animales en La Cancha.
Débil ley deja libres a 20 traficantes de animales en 2019

Una veintena de traficantes y negociantes de animales quedó libre en 2019, tras acogerse a proceso abreviado y así reducir su pena.

Daniel Álvarez Castro, director de la Policía Forestal y Medio Ambiente de Cochabamba, Pofoma, realizó otro operativo en el sector de venta de animales y k’oas en La Cancha, zona sur. Hizo decomisos, pero se mostró desalentado porque los infractores y comerciantes de animales “nunca llegan a pagar sus culpas con cárcel”.

Dijo que el año pasado detuvieron a 20 personas, que fueron remitidas a la Fiscalía, pero todas se acogieron a medidas sustitutivas y nadie fue a prisión.

“Hay vacíos en la Ley 1333 de Medio Ambiente, porque castiga con dos   años de prisión y si se acogen al proceso abreviado su pena se reduce”.

Según el artículo 111 de esta norma: “El que incite, promueve, capture y/o comercialice el producto de la cacería, tenencia, acopio, transporte de especies animales y vegetales, o de sus derivados sin autorización o que estén declaradas en veda o reserva, poniendo en riesgo de extinción, sufrirá la pena de privación de libertad de hasta dos años perdiendo las especies, las que serán devueltas a su hábitat natural, si fuere aconsejable, más la multa equivalente al cien por cien del valor de estas”.

Álvarez dijo que la norma es flexible y muy permisiva, lo que les “deja mal parados porque investigan, capturan a los infractores, entregan a la Fiscalía, y como la privación de libertad es muy poca, nadie es sancionado”.

Dijo que ya se reunieron con representantes del Ministerio Público y pidieron que se proponga una modificación. “Queremos que se endurezcan las penas”, dijo.

UN CASO Ayer, Pofoma y funcionarios municipales realizaron un operativo en el sector de venta de animales en La Cancha, el más grande comercio de animales. Encontraron una treintena de crías de loro, entre otras especies.

En uno de los decomisos, la dueña del comercio Nelly S. repetía una que no eran loros, sino cotorras y creía que la venta era libre porque lo hacía desde hace años, igual que sus compañeras.

Reveló que una persona que vive en Vinto es su proveedor. “Él se dedica a criar las aves. Trae cada 25 días y todas compramos”.

Contó que adquiere a 60 bolivianos el par de aves y comercializa a 80. “15, 20 pesos nomás ganamos”. 

Las aves tenían cortadas las alas.

Los defensores de los animales pidieron la dirección del “criadero” en Vinto, además del nombre de la persona, pero dijo que no tenía esos datos.

CONTROL Los controles en cuanto al uso y comercialización de animales pertenecientes a especies en peligro de extinción fueron reforzados a partir de ayer por parte de la Dirección de Recursos Naturales y Medio Ambiente y la Policía Forestal y Preservación del Medio Ambiente (Pofoma) en el sector de venta de animales del mercado La Pampa.

La requisa y decomiso en estos ambientes inició a las 11:00 de esta mañana, y tan solo 20 minutos después las autoridades ya habían decomisado casi medio centenar.

“En estos minutos ya tenemos casi 50 animales. Muchas de las comerciantes son reincidentes”, señaló el director de medioambiente, Elvis Gutiérrez.Hubo resistencia de  comerciantes y efectivos de la policía ambiental, debido a los diferentes nombres que reciben algunos tipos de canarios y otras aves que están protegidas.  

50 Animales En solo 20 minutos de operativo municipal, ayer fueron decomisados 50 animales vivos. Los comerciantes pidieron información porque dijeron que desconocen qué especies no se pueden comercializar.