Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de mayo de 2021
  • Actualizado 09:19

Familiares y amigos dan el último adiós a Soledad a puertas cerradas

La sacabeña, de 23 años, es velada en la casa funeraria Concordia. No logró salvarse del desastre provocado por la avioneta de la FAB, en Sacaba. Era maquilladora y considerada como una de las mejores de Cochabamba en su profesión.

Soledad N.E., la joven víctima que se llevó la tragedia de la avioneta. Miguel Rojas/RRSS
Soledad N.E., la joven víctima que se llevó la tragedia de la avioneta. Miguel Rojas/RRSS
Familiares y amigos dan el último adiós a Soledad a puertas cerradas

Familiares y allegados más cercanos a Soledad N.E. despiden la memoria de la joven de 23 años, quien perdió la vida ayer miércoles, en la tragedia provocada tras la caída de una avioneta K8 perteneciente a la Fuerza Aérea Boliviana (FAB). La aeronave impactó sobre el domicilio de la muchacha, en el centro de Sacaba.

El último adiós se da a puertas cerradas. Solo los seres queridos de su entorno son quienes velan sus restos mortales, en los salones de la casa funeraria Concordia, en Cochabamba.

Soledad era profesora de maquillaje. Justo en el momento del desastre, estaba casi lista para acudir a su fuente laboral. MC MakeUp Academy, la institución a la que la víctima asistía con sus servicios, le dedicó palabras emotivas: "La muerte no nos robó a nuestra querida Soledad. N., al contrario, nos la guarda e inmortaliza en nuestros corazones". El mensaje sentido fue acompañado con una imagen de la muchacha, en las redes sociales.

La víctima falleció en su casa, después de la explosión generada por la aeronave. A diferencia de su hermano, no consiguió huir. Los tripulantes que se encontraban dentro de la avioneta Caza 34 están bajo la lupa de las investigaciones. Una comisión de fiscales que llevan adelante el proceso determinó su aprehensión.

LA MEJOR MAQUILLADORA

Soledad era considerada como la maquilladora más destacada por su trabajo en el departamento. Su pasión por el arte de mezclar colores y encontrar los tonos perfectos para el rostro la llevó a ser valorada como una mujer talentosa. Lourdes Padilla, compañera de la víctima en la escuela donde brindaba sus servicios, relató ante los medios, poco antes de ingresar a la funeraria: "Era muy buena en lo que hacía. Para mí era la mejor maquilladora de Cochabamba. Le encantaba su trabajo y siempre estaba presta para colaborar a todas. Ha sido una noticia terrible para nosotros. Son designios de Dios. Era muy joven y el dinero, creo, le hacía falta". 

Padilla contó que Soledad estaba muy animada y que el martes pasado trabajó con el equipo. Incluso, les dio consejos. "Siempre nos daba ánimos para continuar. Nos dijo que el miércoles (por ayer) iba a volver en la tarde. Nunca llegó".