Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 20 de abril de 2021
  • Actualizado 18:30

Se da primer caso del año de rabia felina y hay 6 personas en riesgo

La gata era “techera”. Desplegaron, de emergencia, ocho brigadas en la Organización Territorial de Base (OTB) donde ocurrió el caso para inmunizar a mascotas.

Un menor de edad acaricia a un gato. DICO SOLÍS
Un menor de edad acaricia a un gato. DICO SOLÍS
Se da primer caso del año de rabia felina y hay 6 personas en riesgo

El primer caso del año de rabia en gatos fue reportado ayer, en el municipio de Colcapirhua y hay media docena de personas en riesgo.

Ocurrió en el barrio Florida Norte, en el kilómetro 7.5 de la avenida Blanco Galindo, donde una familia empezó a alimentar a una gata que merodeaba su techo, hasta que, cierto día la notó “medio decaída”, informó el técnico del Programa Rabia del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Rodrigo Gómez.

La llevó a un veterinario y el profesional advirtió síntomas característicos de rabia en el animal. En cumplimiento con las normas nacionales, ordenó un laboratorio que confirmó la enfermedad.

Se trata del positivo número 14 en el departamento y el primero registrado en felinos.

“Es un caso de un gato semidomiciliado. Para nosotros es aquel que es techero, callejero y no tiene un hogar, pero tiene cercanía a una familia”, explicó Gómez.

De acuerdo con las investigaciones preliminares, la mascota tenía cuatro años y a lo largo de ese período nunca recibió una dosis antirrábica.

Esta “cercanía” puso en situación de riesgo a media docena de personas, la mayoría menores de edad que estuvieron en contacto con la gata al verla mal.

Gómez detalló que hay cuatro niños de entre 10 y 13 años que “ahora son personas en riesgo que deben recibir la vacunación”. Además, hay dos adultos de 19 y 20 años.

Acotó que ellos “han intentado darle líquidos con jeringa por la boca, entonces ha habido un contacto directo con la saliva de este animal”.

Las personas expuestas ya fueron evaluadas y están recibiendo dosis antirrábicas en el Centro de Salud de Capacachi, de Colcapirhua.

INVESTIGACIÓN

Las autoridades sanitarias continúan con investigaciones en la zona, debido a que, como la gata era “techera”, es posible que haya contagiado esta enfermedad mortal a más animales o personas.

Además, ayer se realizó un “bloqueo epidemiológico” en la OTB Florida Norte. Desplegaron ocho brigadas, entre personal de salud del centro de salud correspondiente y de Zoonosis para aplicar vacunas contra la rabia a gatos y perros del vecindario.

ALERTA

El doctor instó a la población a vacunar no solo a perros, también a gatos. “Una familia responsable debe cuidar a sus mascotas”.

La primera dosis es al mes de nacimiento del animal, la segunda al trimestre de vida, al semestre y cada año.

Por otro lado, instó a prestar atención a los cambios de comportamiento en los animales. Particularmente en los gatos, dijo que la rabia suele confundirse con envenenamiento o intoxicación.

Ejemplificó que en Facebook hay mensajes de gente que pide ayuda o recomendaciones porque afirma que envenenaron a su gato, cuando puede tratarse de rabia.

Explicó que a los gatos les da una parálisis mandibular y empiezan a babear.

Si se nota alguno de estos síntomas, se debe notificar a un veterinario y tomar los recaudos necesarios para no ser mordidos.