Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 23 de enero de 2021
  • Actualizado 22:33

Cura reactiva confesiones con medidas de bioseguridad y fieles pueden solicitar ese servicio en sus parroquias

El rector de la Catedral Metropolitana de Cochabamba, Marcelo Bazán, recibe a las personas en un domicilio, de lunes a viernes de 9:00 a 12:00 horas.

Una creyente se confiesa en el domicilio del padre Marcelo Bazán. Facebook de Marcelo Bazán
Una creyente se confiesa en el domicilio del padre Marcelo Bazán. Facebook de Marcelo Bazán
Cura reactiva confesiones con medidas de bioseguridad y fieles pueden solicitar ese servicio en sus parroquias

La Iglesia católica se está adaptado a la nueva normalidad. El brote de coronavirus impide, entre otras cosas, las conglomeraciones sociales, por lo que muchos creyentes, hace varios meses, no se confiesan. En respuesta a esa necesidad, el rector de la Catedral Metropolitana de Cochabamba, Marcelo Bazán, habilitó su domicilio para ofrecer este servicio.

Para evitar exponerse al virus, el padre cubrió una de sus ventanas con plástico. Él se ubica de un lado de la ventana, el que está dentro la casa, y la persona que se confesará está del otro, en la parte externa, sentada. Hay distancia de más de un metro entre ambos.

“Excelente iniciativa, un abrazo mi Tata, cuídese mucho, lo necesitamos más que nunca”, “Gracias a Dios, ya nos hace falta”, son algunos de los comentarios de los creyentes que, a través de las redes sociales, enaltecieron la iniciativa del Tata.

Bazán explicó que para acceder al “sacramento de la reconciliación, la santa confesión”, las personas tienen que realizar una reserva a través de la cuenta oficial de Facebook del cura (Tata Marcelo Bazan Ivullic).

Atiende de lunes a viernes, de 9:00 a 12:00 horas, en el domicilio donde reside, ubicado en la calle Theodomiro Beltrán, entre Eufronio Vizcarra y Fray Tomás (acera este).

La recomendación más importante que Bazán da a las personas que están interesadas en este servicio es que cumplan con los protocolos de bioseguridad, como el uso de barbijo y portar alcohol en gel.