Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 12:45

Cuencas: Alcaldía de Cochabamba y Gobernación presentan cronogramas

La cuenca del río Taquiña en el municipio de Tiquipaya. NOÉ PORTUGAL
La cuenca del río Taquiña en el municipio de Tiquipaya. NOÉ PORTUGAL
Cuencas: Alcaldía de Cochabamba y Gobernación presentan cronogramas

Las cuencas Taquiña, Pajcha y Pintu Mayu son las más críticas y representan riesgos si no se hace un manejo adecuado. Son de responsabilidad de las alcaldías de Cochabamba y Tiquipaya; además involucra a la Gobernación del departamento, que identificó también bajo su tuición cuatro macrocuencas: Mizque, Rocha, Arque-Tapacarí y Trópico.

La Contraloría General del Estado (CGE) emitió un documento de Supervisión a la Gestión de Cuencas de Atención Prioritaria con recomendaciones para las instituciones públicas. La Alcaldía Cochabambina y la Gobernación respondieron y presentaron cronogramas de trabajo. Tiquipaya no lo hizo.

El trabajo de supervisión de la Contraloría tuvo la finalidad evaluar cómo trabajaron en la planificación territorial integral y en la planificación institucional las dos alcaldías y la Gobernación y lo que efectivamente ejecutaron respecto del manejo de cuencas, gestión de riesgos y cambio climático, tomando como referencia los antecedentes de los hechos acaecidos en estas tres cuencas en los años recientes.

El gerente de auditoría Ambiental de la CGE, Roberto Pérez, expresó que el documento incluye tres recomendaciones basadas en la normativa vigente. A cada institución se le recomendó que debe incluir en su planificación de mediano plazo, en su Plan Territorial de Desarrollo Integral (PTDI) y en su Plan Estratégico Institucional (PEI), la gestión de cuencas de atención prioritaria ubicadas en su jurisdicción y la gestión de riesgos y cambio climático asociado a las mismas. Para ello, debe considerar todas las acciones de coordinación que correspondan con el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) y con las entidades que sean pertinentes.

La supervisora evaluadora ambiental de la CGE, Claudia Aillón, detalló que la supervisión se concentró en la planificación de lo previsto en los planes elaborados entre 2017 y 2018. Se hizo la revisión de esos documentos. Se incluyó a la Gobernación, porque bajo su tutela está el Servicio Departamental de Cuencas. Hace años, el responsable de estas acciones era el Programa de Manejo Integral de Cuencas (Promic).

“Producto de la revisión de la planificación de estas entidades, habíamos advertido que no se había trabajado seriamente en el tema, no se había considerado los antecedentes ya puestos por el Promic tiempo atrás sobre atender estas cuencas, trabajar de manera integral en esta gestión de cuencas (…). Entonces, la falta de planificación, consecuentemente la falta de asignación de recursos, conllevó a que se vean en la práctica y en la realidad sucesos como los que se vieron el año 2018, posteriormente 2020 y 2021 en la cuenca Taquiña, principalmente, y luego en Pajcha y Pintu Mayu, en 2021 en Cochabamba”.

El Gerente de Auditoría Ambiental expresó que la idea es que las entidades, comprendiendo que las recomendaciones se basan en la normativa, comuniquen la fecha en que van a tener cumplidas las recomendaciones.

CON CRONOGRAMA

Acotó que Cochabamba y la Gobernación presentaron sus cronogramas, pero no así Tiquipaya.

Aillón explicó que, en el caso de Cochabamba, ya se había advertido que en la planificación se omitió la cuenca Taquiña y sí se planificó para Pajcha y Pintu Mayu.

“Pero, no sirvió de nada, si todo lo que se planificó tampoco se ejecutó”, lamentó.

Recordó que luego de la mazmorra registrada en 2018 en Tiquipaya, que cobró vidas y destruyó casas, se asignaron recursos para la atención de cuencas en el municipio.

“Durante la supervisión fuimos a visitar las cuencas con el apoyo del personal del Servicio Departamental de Cuencas de la Gobernación, y pudimos ver y evidenciar que no estaban siendo trabajadas integralmente. Si bien se habían hecho trabajos para para mitigar los impactos de aquellos eventos, en las partes altas seguían teniendo problemas”, dijo Aillón y acotó que se requieren inversiones grandes y que el manejo integral de cuencas es de largo plazo.

Los cronogramas de la Gobernación también están revisados y aprobados.

TIQUIPAYA

Respecto a la Alcaldía de Tquipaya, Aillón informó que no respondió, como tampoco lo hizo con informes relacionados con lo referido a la contaminación del río Rocha con aguas residuales.

“Los plazos ya se han vencido en reiteradas ocasiones”, sostuvo.

Sin embargo, Pérez expresó que reiterarán la solicitud al Gobierno Municipal de Tiquipaya-

“Si no responde, lo que haremos es comunicar los riesgos (…), en primera instancia, al Concejo Municipal”, dijo.

Más adelante se deberá realizar ya una verificación de cumplimiento de las normas y, en ese caso y ya con el apoyo y legal correspondiente, “se debería hacer lo que corresponde en el marco de responsabilidad de la función pública”.

La Contraloría visitó las cuencas entre julio y agosto de este año. Los técnicos evidenciaron que hay zonas con deslizamientos y se advirtió que las lluvias de la época generarían problemas.

Pérez manifestó que a partir de la Ley 1407 del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social 2021-2025, de noviembre de este 2021, corren 180 días de plazo para que las instituciones públicas presenten sus planes territoriales, mismos que deberán incluir cronogramas de acciones en torno al manejo integral de cuencas.