Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:00

Crisis en guarderías: unas sin sede, otras con polvo y roedores

La Municipalidad presentó un protocolo al Servicio Departamental de Salud y aguarda su aprobación. Prevén reducir al 50% la capacidad de los jardines infantiles.
Un grupo de niños en una guardería municipal, antes del brote de COVID. ARCHIVO
Un grupo de niños en una guardería municipal, antes del brote de COVID. ARCHIVO
Crisis en guarderías: unas sin sede, otras con polvo y roedores

Hay crisis en algunas guarderías municipales de Cochabamba. Unas están a punto de quedarse sin sede y otras son corroídas por roedores y polvo.

Transcurrió más de un año desde que cerró más de medio centenar de jardines infantiles municipales y de convenio en Cercado, debido al brote de coronavirus. 

Desde entonces, la situación de estos espacios es crítica. Algunos quieren ser dispuestos por las organizaciones territoriales de base para fines diferentes -por ejemplo, la habilitación de áreas COVID o módulos policiales-, otros están infestados de roedores, empolvados, con goteras y más daños infraestructurales, así fue comprobado tras una inspección.

“Las OTB nos están pidiendo los ambientes (de las guarderías)”, aseveró la jefa del Departamento de Promoción a la Infancia del Gobierno Autónomo Municipal de Cochabamba, Tatiana Neri. 

Mencionó que esto ocurre, por ejemplo, en el Distrito 12 de la zona sur. Allí operaba la guardería Rosita, al lado de un módulo policial que, ahora, quiere extenderse hasta esa área infantil y tiene el apoyo de los vecinos.

Lo propio ocurre en Alto Cochabamba. Allá, los vecinos quieren cerrar la guardería de la zona para habilitar un área COVID.

“Estamos en conflictos con las OTB”, lamentó Neri y añadió que se está dejando de lado a la niñez. Instó a que se busquen otros espacios.

SITUACIÓN

Contó que, si bien los jardines de niños están cerrados, la Municipalidad está enfocada en reabrirlos, considerando que hay más de 800 niños en espera, de acuerdo con una preinscripción realizada.

La mayoría de estos menores de edad es hijo de comerciantes o tienen progenitores económicamente activos que están obligados a llevarlos a sus fuentes laborales porque no tienen dónde dejarlos.

La autoridad dijo que presentaron protocolos de atención al Servicio Departamental de Salud (SEDES) y aguardan su aprobación.

Cuando reabran, los usuarios advertirán cambios. Uno de los más importante es la reducción de la capacidad de guarderías al 50%, esto con el fin de precautelar la salud de los niños.

Por otro lado, los pequeños deberán quitarse los zapatos con los que lleguen y les entregarán otros exclusivos para que caminen dentro de la guardería. 

Además, tendrán un lavamos al ingreso, una dieta especial y barbijos nuevos, entre otras medidas.

MÁS DETALLES

El Departamento de Promoción a la Infancia del Gobierno Autónomo Municipal de Cochabamba ya tiene un lote de insumos de bioseguridad y limpieza con los que rehabilitará los centros infantiles. “Ya hemos empezado a repartir para que empiece la limpieza”.

La intención es que estos establecimientos no se deterioren más de lo que ya están. Dentro de poco se prevé una inspección con el Concejo Municipal.