Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 02 de diciembre de 2022
  • Actualizado 22:41

Crean tour para volar sobre un volcán y el salar

El nuevo servicio turístico es apto para todas las personas y dura al menos una hora con 30 minutos. 

El panorama que los turistas aprecian cuando sobrevuelan el salar. Operadora Hidalgo Tours
El panorama que los turistas aprecian cuando sobrevuelan el salar. Operadora Hidalgo Tours
Crean tour para volar sobre un volcán y el salar

Ver el salar de Uyuni desde las alturas “es otra cosa”. Desde allá, ese destino turístico se aprecia en toda su magnitud.

Hace un par de meses, los visitantes pueden vivir esta nueva experiencia que apunta a reactivar el turismo en ese atractivo que está enclavado al suroeste de Bolivia, en Potosí.

El mentor de estos vuelos es Juan Gabriel Quezada, gerente general de la operadora Hidalgo Tours, quien dijo que, desde el lanzamiento de este paseo aéreo, la aceptación de la población “es muy buena”.

Estima que, hasta la fecha, la aeronave realizó una decena de sobrevuelos con turistas a bordo en esa zona.

Quedaron “fascinados” porque, en criterio de Quezada, “no es lo mismo visitar el salar desde la tierra que desde el aire”.

El recorrido por los cielos uyunenses es, generalmente, por las mañanas. Aunque, todo depende de los vientos.

DETALLES

Este tour dura al menos una hora y media y contempla un sobrevuelo por el majestuoso salar de Uyuni.

Desde lo alto, la gente puede apreciar la reserva salina más grande del mundo. El panorama blanquecino da la sensación de estar surcando entre las nubes.

Además, en el trayecto, los turistas aprecian la Isla Incahuasi y rozan el volcán Thunupa, entre otros atractivos.

Los que más contratan este servicio son las parejas bolivianas. Según estimaciones de Quezada, personas de entre 35 y 55 años de edad son las que, hasta ahora, disfrutaron esta experiencia.

La tarifa que cancela cada persona que accede a la aeronave es de 299 dólares.

MÁS INFORMACIÓN

  La avioneta que se usa para los vuelos es subcontratada y, dependiendo del peso, puede llevar entre dos y tres personas.

Los interesados tienen que reservar su cupo al menos con una semana de anticipación.

El turismo aéreo en el salar es el primero de múltiples proyectos se consolidarán. Los empresarios alistan el arribo de nuevos equipos que proporcionarán experiencias inolvidables a los turistas.

SITUACIÓN

Quezada dijo que, si bien el Salar de Uyuni no está recibiendo visitantes del exterior, debido al brote de coronavirus, personas del interior confluyen más que antes en este sector.

Antes de la pandemia, según dijo, no muchos bolivianos llegaban hasta allá, pero, ahora, la demanda se elevó.

Y es que este destino es de los pocos que reúne todas las condiciones para hacer un turismo bioseguro. La gente puede pasear al aire libre y no hay aglomeraciones que deriven en posibles contagios con coronavirus.