Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de octubre de 2020
  • Actualizado 13:30

Creador de "atora coto" es buscado para documental

La gente hace pedidos hasta con un día de anticipación. Salen más de 150 órdenes cada 24 horas y los comensales hacen fila para probar la innovación culinaria.

Rodrigo Rivero con los insumos  para preparar el “atora coto”. (Rodrigo Rivero)
Rodrigo Rivero con los insumos para preparar el “atora coto”. (Rodrigo Rivero)
Creador de "atora coto" es buscado para documental

La fama de “atora coto”, la fusión de trancapecho y majadito, rebasó a su creador, Rodrigo Rivero Áñez.

En cuestión de semanas, el cochabambino de nacimiento fue sorprendido no solo con centenares de pedidos, sino también con solicitudes de entrevistas con proyección internacional.

Rodrigo, en contacto con OPINIÓN, dijo que una red nacional lo buscó para grabar un documental que pretende ser proyectado más allá de las fronteras.

Esa creación culinaria le da un toque cruceño al trancapecho qhochala. La carne es sazonada como si fuese keperí al horno y está acompañada con arroz con especias y plátanos fritos.

SITUACIÓN

“Es una locura”, dijo Rodrigo. Contó que le escribieron desde Cochabamba y Santa Cruz para felicitarlo y, si bien hay ciertas personas que tergiversaron su versión cruceña del trancapecho y están en contra de ella, él reiteró que su creación solo rinde homenaje a ambos departamentos en su mes aniversario.

La gente quedó tan deleitada con la fusión de sabores que, para no quedar sin su “atora coto”, acude al restaurante Como en Cocha con un día de anticipación para dejar pagado su pedido.

Rodrigo dijo que diariamente están saliendo más de 150 órdenes. “No me da mi capacidad para hacer más, porque soy prácticamente (solo) yo”.

Por esa razón es que su creador está buscando un socio para potenciar “atora coto”. “Estoy buscando un préstamo que me ayude a crecer porque, desde el lunes no duermo”.

Explicó que cada día se levanta a las 6:00 de la mañana para proveerse de insumos frescos para preparar “atora coto”, luego regresa a casa para hacer las carnes, un proceso que le toma al menos entre cuatro y cinco horas, porque le da su sazón parecido al keperí al horno

En dos horas se acaba toda la producción diaria. “Hacen cola afuera del boliche, se nos está saliendo de las manos”.

Si bien está agotado, dijo que “es muy bonito”. Atribuye toda la bendición que está recibiendo a su hijo que está en camino.

Al margen de dedicarle tiempo a “atora coto”, él tiene que dividir su jornada con la música.

CRUCEÑOS

Agradeció a los cruceños por haberle dado el apoyo. “Es una tierra noble, acá el que no hace plata es porque no quiere. Es cuestión de apasionarte”.

También agradeció a su mamá, su esposa y su hermana por ayudarle a impulsar el restaurante Como en Cocha desde hace dos años.