Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 16 de junio de 2021
  • Actualizado 03:11

Llegan a acuerdo por las canastas escolares en Mizque

Uno de los convenios es que no se llegue a acciones legales contra los padres de familia que mantuvieron vigilia ni para los mineros, ambos sectores enfrentados.
Los diálogos tras los hechos de violencia en Mizque. Defensoría del Pueblo
Los diálogos tras los hechos de violencia en Mizque. Defensoría del Pueblo
Llegan a acuerdo por las canastas escolares en Mizque

El delegado Defensorial Departamental de Cochabamba, Nelson Marcelo Cox Mayorga, junto a Willy Cabezas, director General de Seguridad Ciudadana del Ministerio de Gobierno y Eliseo Zeballos, director de Movimientos Sociales de la Gobernación lograron que los sectores en conflicto acuerden poner fin al conflicto por las canastas familiares en el municipio de Mizque.  

Representantes de los mineros cooperativistas de la mina Asientos, Central Campesina de Mizque, Autoridades municipales, madres y padres de familia participaron de la mesa de diálogo convocado en la unidad educativa Padre Pompeo Rigón.  

Cox Mayorga, explicó los alcances del acuerdo para que el Gobierno Autónomo Municipal de Mizque disponga de 347.524 bolivianos destinados a seguridad alimentaria para las canastas familiares, con respaldo de un informe técnico  legal de la Alcaldía y aprobado por el Concejo Municipal de Mizque. Asimismo, se detenga toda acción legal en contra de los padres de familia que asumieron la determinación de mantener una vigilia para cerrar la alcaldía de Mizque. Ambos sectores en conflicto pidieron garantías tanto para la población urbana, como para los mineros cooperativistas y servidores públicos del Gobierno Autónomo Municipal de Mizque.

La autoridad defensorial exhortó a las madres y padres de familia a que eviten generar conflictos por las canasta familiares como sucedieron estos últimos meses  en los municipios de Cochabamba, Colcapirhua, Quillacollo, Sipe Sipe y ahora Mizque puesto que las acciones que asumen vulneran derechos humanos tanto de los servidores públicos municipales, como de la población misma.

“Ponderamos la predisposición de ambos sectores movilizados que pudieron canalizar sus demandas en el marco del diálogo y del consenso por lo que determinaron llegar a un punto de acuerdo para solucionar de una vez este conflicto de las canastas familiares”, manifestó Cox Mayorga en un boletín de prensa institucional.