Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 30 de noviembre de 2020
  • Actualizado 00:59

BRIGADAS DE CONTENCIÓN REALIZAN RASTRILLAJE DE CONTACTOS

COVID-19 se expande en Trópico: pasa de 5 a 54 casos detectados en 10 días

De los 22 municipios de Cochabamba que tienen positivos del nuevo coronavirus , seis pertenecen a esta región del departamento. Villa Tunari y Entre Ríos son los más afectados.
Un grupo de pobladores en la zona de El Locotal en el Trópico de Cochabamba. 	 DICO SOLÍS
Un grupo de pobladores en la zona de El Locotal en el Trópico de Cochabamba. DICO SOLÍS
COVID-19 se expande en Trópico: pasa de 5 a 54 casos detectados en 10 días

Los casos confirmados de personas con COVID-19 en el Trópico de Cochabamba pasaron de 5 a 54 en el lapso de 10 días, según los reportes diarios del Servicio Departamental de Salud (SEDES) correspondientes a los días 15 y 25 de mayo.

Hasta mediados de este mes, solamente los municipios de Villa Tunari, Entre Ríos y Chimoré tenían pacientes positivos; no obstante, ahora, las localidades de Colomi, Shinahota y Puerto Villarroel también han reportado casos del nuevo coronavirus.

Durante este tiempo, dos personas que vivían en el Trópico perdieron la vida a causa de esta enfermedad, una en Puerto Villarroel y otra en Colomi.

Un dato que llama la atención en ambos reportes es el incremento en el número de casos en la localidad de Entre Ríos, que de tener un solo positivo ahora tiene 15,  de los cuales 7 se registraron este lunes.

Sobre este tema, el director del SEDES, Yercin Mamani, explicó que lo que está ocurriendo en el  Trópico es similar a lo sucedido en Quillacollo y Santivañez, a mediados de marzo e inicios de abril.

En algunos de los municipios del Trópico la tasa de contactos de los pacientes confirmados ha sido más alta que en otras regiones, de acuerdo a Mamani.  

Esto equivale a que un paciente  que ha dado positivo a COVID-19 estuvo en  contacto con varias personas antes de haber sido diagnosticado, lo que provocó más cantidad de contagios en pocos días.

“En el caso de la localidad de Entre Ríos, por ejemplo, un paciente confirmado tiene entre 8 a 10 contactos directos (entorno familiar) e indirectos, en comparación a los 4 a 6 que tienen otros positivos en otros lugares de Cochabamba”, explica Mamani.

Esto provoca un incremento brusco en el número de casos de una zona, porque se detecta a los contactos, se les realizan las pruebas y varios dan positivo.

Para evitar que la curva epidemiológica se eleve aún más, el SEDES en coordinación con los centros de salud de primer nivel está realizando la búsqueda activa para ubicar a los contactos de los pacientes positivos y realizar un control. 

“Las brigadas de salud están realizando el rastrillaje de pacientes sospechosos por las diferentes localidades afectadas, pero estamos tropezando con la situación de que algunos contactos se están ocultando para no ser aislados en caso de ser positivos”, explica.

Es un tema de estigma social, creen que van a ser juzgados o discriminados por sus vecinos.

Respecto a la situación de Trópico y al resto del departamento de Cochabamba, el jefe nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, indicó que, en caso de que la ciudadanía no tome conciencia de los riesgos que conlleva no cumplir con las recomendaciones para prevenir el contagio, se corre el riesgo de una explosión acelerada de contagios.

“Con la flexibilización de la próxima semana puede haber un incremento de los casos, todo va depender del accionar de las personas”, finalizó.