Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 16 de abril de 2021
  • Actualizado 21:28

HAY MÁS CONTAGIOS EN ADULTOS MAYORES

Solo el 15% de las camas de internación para COVID-19 están ocupadas en Cochabamba

El director del SEDES, Yercin Mamani, informó que hay 44 pacientes positivos de coronavirus que están siendo atendidos en hospitales de Cochabamba. Falta personal para terapia intensiva.
Personal de salud y pacientes del hospital Viedma. FOTO- Noé Portugal
Personal de salud y pacientes del hospital Viedma. FOTO- Noé Portugal
Solo el 15% de las camas de internación para COVID-19 están ocupadas en Cochabamba

El director del Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Cochabamba, Yercin Mamani, informó que hay 44 pacientes con coronavirus, COVID-19, que ocupan el 15% de las 300 camas de internación dispuestas contra el coronavirus en los hospitales del departamento.

Sin embargo, el ascenso de los casos positivos es progresivo y Mamani recomendó a la población a cumplir con las medidas de bioseguridad como el lavado de manos, uso del barbijo y el distanciamiento físico. En las últimas semanas, se ha registrado más contagios de COVID-19 en adultos mayores, añadió.

Sobre la situación de terapia intensiva en los nosocomios, manifestó que hay unos cinco pacientes haciendo uso de ese servicio; tres están en el hospital Viedma. El Solomon Klein y hospital del Sur tienen a un positivo, cada uno.

Mamani señaló que el Solomon Klein y el del Sur no cuentan con el personal médico suficiente para atender sus Unidades de Terapia Intensiva (UTIs) debido a que fenecieron los contratos temporales.

Ambos hospitales tienen  tres unidades de terapia intensiva. El Viedma ahora puede atender hasta 12 pacientes a la vez en terapia, pero cuando comenzaba la pandemia podía acoger solo a cuatro personas en ese servicio.

“En cuanto a terapia, se cerraron algunas por falta de personal. Específicamente en el Solomon Klein y el hospital del Sur porque tenemos solo un terapista”, manifestó.

En todo el departamento existe 51 camas de terapia intensiva y hay equipos para sumar otras 20, pero no han podido instalarlas por falta de personal.

Mamani, en una reunión con el Ministro de Salud desarrollada el viernes, solicitó personal de salud considerando el crecimiento vegetativo y contratos temporales para hacer frente ante la posibilidad de que haya un rebrote de coronavirus.

En Cochabamba, había 500 contratos temporales, pero ya fenecieron. El departamento necesita 4.470 ítems, siendo una “deuda histórica” con el departamento ante el crecimiento poblacional y las necesidades.

Asimismo, manifestó que tienen problemas por el horario diferenciado del personal con ítem ministerial y del Tesoro General de la Nación (TGN) y que no ha sido dilucidado.

También hizo conocer la necesidad de equipamiento y dotación de medicamentos. Sobre esta última necesidad, señaló que la Central de Abastecimiento y Suministros de Salud (CEAS) del departamento no cuenta con algunos medicamentos que se requieren para terapia intensiva como el Fentanyl. “Hemos solicitado el martes para que se dote de ese medicamento y que los gobiernos municipales puedan realizar sus compras”.

HOSPITAL DE TERCER NIVEL El director del Viedma, Christian Gómez, informó que atienden a ocho pacientes con coronavirus en las salas de internación y hay otros cuatro en emergencias. En terapia intensiva hay tres personas y la capacidad de atención es de 12 pacientes.

“Hay casos de COVID-19 y se ve está viendo el incremento lento, pero progresivo de pacientes positivos al virus. Es importante que la población continúe con las medidas de bioseguridad y evitar situaciones como las que están sucediendo en Santa Cruz y en el exterior donde se desencadenó un rebrote”, manifestó.

Gómez señaló que están “mejor preparados” ante la posibilidad de que exista un rebrote, pero recordó que hay problemas de infraestructura en el Viedma. Apuntó que la semana pasada comenzó la ampliación del hospital en las salas de internación y se ampliará a 30 camas más.

MEDIDAS PREVENTIVAS El Director del SEDES lamentó que haya ciudadanos que incumplen las medidas de bioseguridad y que incluso abordan al transporte público sin barbijos. 

Señaló que, tras la inspección, conjunta con funcionarios de la Intendencia, al transporte público en Quillacollo verificaron que conductores no usan el barbijo y tampoco exigen que sus pasajeros lo hagan.

Sin embargo, manifestó que el grado de cumplimiento es mayor en el municipio de Quillacollo en comparación con Cercado.

Indicó que las sanciones no solo serán para los conductores, sino para las líneas de transporte. Las alcaldías deben hacer cumplir el marco normativo vigente.