Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 12 de diciembre de 2019
  • Actualizado 23:42

175.000 RACIONES SE DISTRIBUYEN A DIARIO

Control del desayuno escolar, a cargo de profesores y padres

La Alcaldía de Cercado aclaró que cuenta con 20 supervisores que a diario inspeccionan 360 unidades educativas en tres turnos.
Control del desayuno escolar, a cargo de profesores y padres


El representante del Control Social de Salud, Fernando Vargas denunció que padres de familia, profesores y hasta porteros son los encargados de la distribución del desayuno escolar en algunas unidades educativas de Cercado. Mientras que la Alcaldía aseguró que cuenta con 20 supervisores que a diario visitan 360 unidades educativas en los turnos mañana, tarde y noche.

Vargas sostuvo que no existe la presencia física de los supervisores contratados por la Alcaldía y que estos solo "aparecen" ante denuncias de los directores y padres de familia. “Por lo general las raciones son supervisadas por los mismos padres, los profesores y hasta porteros, los supervisores no siempre están en las unidades educativas”, refirió.

Acotó que son pocos los padres de familia que recibieron capacitación para conocer con exactitud las condiciones que debe tener cada uno de los productos antes de su entrega a los estudiantes.

En Cercado, Vargas denunció en varias oportunidades irregularidades en los productos consumidos por los estudiantes, desde bajo peso, productos en mal estado y hasta la supuesta aparición de insectos en las raciones. El último caso se dio en Vinto cuando un queque tendría en su interior un alacrán.

La secretaria de Desarrollo Humano e Igualdad de Oportunidades de Cercado, Jenny Rivero, aclaró que los supervisores visitan a diario las unidades educativas, pero que en algunos casos los regentes, porteros y profesores ayudan con las tareas. Adelantó que el personal educativas y los padres fueron capacitados por la misma Alcaldía.

La concejala del Movimiento Al Socialismo (MAS) Rocio Molina explicó que en un caso tan “delicado” como la alimentación a los escolares, instancias como el Servicio Departamental de Salud (SEDES) deberían sumarse a los controles con operativos sorpresa.

El responsable del Programa de Industrias del SEDES, Óscar Amaya mencionó que esta instancia no hace estos controles debido a que las alcaldías tienen un contrato con las empresas a cargo de la elaboración del desayuno escolar y, por lo tanto, sus mecanismos de controles.

En el municipio de Quillacollo, el presidente de los Padres de Familia, Roberto Castro mencionó que los supervisores contratados por la Alcaldía visitan de dos a tres veces por semana cada unidad educativa y que el resto de los días son los padres los que se encargan de la tarea.

La directora de Educación de ese municipio, Liz Rocha, detalló que cuenta con cinco supervisores que realizan las tareas de control de los alimentos.

Cada supervisor tiene a su cargo alrededor de 13 unidades educativas a las que visitan con un plan de ruteo.