Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 03 de agosto de 2021
  • Actualizado 15:38

Contraloría vigila que municipios actúen para salvar el río Rocha

Las instituciones públicas pidieron ampliación de plazos para presentar informes. Existen documentos con avances, temas pendientes y fechas para obras.
Aguas negras en el río Rocha, en un sector de la ciudad de Cochabamba. DICO SOLÍS
Aguas negras en el río Rocha, en un sector de la ciudad de Cochabamba. DICO SOLÍS
Contraloría vigila que municipios actúen para salvar el río Rocha

El maltratado río Rocha, que atraviesa los municipios del Eje Metropolitano del departamento de Cochabamba, continúa sin resolver sus problemas de contaminación. La falta de control al funcionamiento de industrias, aguas residuales que son desembocadas en el río, conexiones irregulares y otros son parte del conflicto.

La Contraloría General del Estado (CGE) vigila que la Gobernación y los municipios actúen para salvar el afluente, de acuerdo a las recomendaciones que se emiten desde hace años.

Desde esta institución se emitieron informes de seguimientos y, en días recientes se conoció que las instituciones públicas solicitaron la ampliación de plazos para la presentación de informes en torno a las acciones que se asumen en pro del afluente.

En los informes emitidos por la Contraloría, se describe que las actividades de la población en el departamento de Cochabamba ocasionaron con el tiempo la contaminación de ríos como el Rocha y Tamborada, y lagunas como Alalay, Quenamari o Coña Coña.

“Los municipios de la región metropolitana Sacaba, Cochabamba, Colcapirhua, Tiquipaya, Quillacollo, Vinto y Sipe Sipe son los principales causantes de la contaminación de los cuerpos de agua en el departamento”, expone el informe.

Por esta razón, la Contraloría realizó auditorías ambientales y supervisiones para disminuir el impacto negativo en el agua y en los sistemas de vida de las zonas afectadas.

DESDE 2012

El año 2012, se emitió un informe de auditoría desde la CGE y se hozo el primer seguimiento el año 2018, cuando se concluyó que “hubo un 40% de cumplimiento en las recomendaciones”, que comprendía el control y vigilancia de industrias a la mayor parte de los municipios del eje Metropolitano y la Gobernación; elaborar un plan de emergencia para el descontaminar el río Rocha; fortalecer las unidades ambientales y coordinar entre entidades a la mayor parte de los municipios del Eje Metropolitano y la Gobernación; además de construir plantas para para tratar aguas residuales, aspecto dirigido al Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) de la ciudad de Cochabamba, a la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado Sacaba (Emapas) y a la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Quillacollo (Emapaq), además de los municipios de Colcapirhua, Vinto y Sipe Sipe.

El documento de la Contraloría expone entre los resultados los avances del municipio de Sacaba, donde se construyeron plantas de tratamiento de aguas residuales. Alcaldías como Sacaba, Colcapirhua y Quillacollo fortalecieron sus unidades ambientales. Entretanto, “Sacaba Cochabamba y Colcapirhua mejoraron las acciones de control a las Industrias, aunque No aún no son del todo efectivas”.

Entre los problemas para cumplir con las recomendaciones están la falta de socialización de proyectos de construcción de plantas de tratamiento, inestabilidad y escaso fortalecimiento institucional, falta de coordinación interinstitucional y limitado control a las Industrias.

CUMPLIMIENTO

De acuerdo con el reporte de cumplimiento de las recomendaciones de la auditoría del río Rocha a octubre de 2020, la Gobernación y los gobiernos municipales de Sacaba, Cochabamba, Colcapirhua, Quillacollo y Sipe Sipe reportaron como cumplidas las recomendaciones relacionadas al control ambiental de industrias, así como el fortalecimiento institucional.

Entre las recomendaciones pendientes de cumplimiento está en el control de conexiones cruzadas de alcantarillado sanitario con las redes pluviales y su conexión al río Rocha; también está el trámite de la licencia ambiental del cierre de botadero de Vinto (que acumula basura a orillas del afluente) y la ubicación de un nuevo sitio para disponer los residuos sólidos.

Se mencionan, por otro lado, las recomendaciones que precisan ajuste de cronogramas y entre esas está la construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales la elaboración, que tiene un plazo hasta el año 2023, y ejecución del plan de emergencia para descontaminar el río.

Se actualizarán fechas conforme se recaba información de las entidades.

El gerente de Semapa, Luis Prudencio, adelantó que en la ciudad de Cochabamba existen proyectos en favor del río Rocha. Respecto a las observaciones de la Contraloría, manifestó que existe un cronograma de trabajo.

La supervisora evaluadora ambiental de la CGE, Claudia Aillón, explicó que considerando que existen plazos que ya se cumplieron, se pidió la actualización de los cronogramas, tomando en cuenta, además, el cambio de autoridades departamentales y municipales. Reconoció que existen casos con razones justificadas por las que no se pudo cumplir los plazos.

Ya se emitieron notas, a fines de mayo, y las instituciones tenían un plazo de 10 días para enviar sus informes.

Sin embargo, Aillón manifestó que en la Contraloría recibieron la solicitud de ampliaciones de plazo. La entrega de informes podría darse en días posteriores.