Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 19 de junio de 2024
  • Actualizado 00:03

Contrabando agrícola llega a tres mercados de la Llajta

Las papas, tomates y cebollas son los alimentos que más ingresan de manera ilegal desde Perú. El vecino país alerta sobre tráfico de cítricos desde el Trópico.
Un puesto de venta de verduras en un mercado de Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Un puesto de venta de verduras en un mercado de Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Contrabando agrícola llega a tres mercados de la Llajta

Los mercados Campesino (zona sur de Cercado), Central de Quillacollo y Santa Bárbara son los que más comercializan productos agrícolas de contrabando.

El ejecutivo de la Coordinadora de Cono Sur, Gustavo Chirinos, alertó que esta mercancía agrícola proviene de Perú.

Los alimentos más contrabandeados son la papa, cebolla y tomate, de acuerdo con información de Chirinos.

Manifestó que el ingreso de estos productos agrícolas obliga a los productores cochabambinos a bajar sus precios. Por ejemplo, cuando los contrabandistas meten papa peruana en cantidad, los paperos locales están obligados a vender cada carga hasta en 150 bolivianos. Según Chirinos, ese monto no cubre ni siquiera la inversión realizada. “(…) Pagamos tractor, peones, semilla, abono, cosecha”.

Reconoció que la agricultura boliviana no es comparable a la de Perú, “allá la papa es de mejor calidad y más barata”. A pesar de esta situación, “estamos sosteniendo (el sector)”.

ACCIONES

Para asumir acciones frente al contrabando de productos agrícolas, esta semana el Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando y la Federación Única de Trabajadores Campesinos de Cochabamba hicieron una inspección a lo largo de la zona fronteriza con Perú y constataron la consolidación del atracadero de contrabando denominado La Carroñera, una plataforma de más de 100 metros de largo que se interna en el río binacional Desaguadero, según información oficial. Sin embargo, según Chirinos, hay al menos cinco caminos de ese tipo.

Chirinos acotó que todos los miércoles, a las 09:00 horas, hay una feria de alimentos ilegales por inmediaciones de esa zona fronteriza. No obstante, “no hay control” ni siquiera a 100 metros de la Aduana. “Normal están trabajando los barquitos, trasladando el contrabando, ¿cómo no van a controlar (las autoridades)”.

Observó que Bolivia solo tiene dos carros para hacer operativos en ese sector.

Los campesinos denunciaron esta situación ilegal a la primera autoridad de Desaguadero, quien dijo que no es su competencia controlar y más bien alertó que también hay ingreso ilegal de cítricos desde el Trópico de Cochabamba a Perú.

REUNIÓN

Cansados de esta situación, los agricultores tendrán un primer congreso ordinario de producción en Mizque este fin de semana. Tomarán decisiones sobre cómo mejorar la producción y en qué mercados comercializar, entre otros puntos.