Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de junio de 2021
  • Actualizado 22:47

Construcción de expediente electrónico arranca el 26 de abril

Su implementación todavía requiere tiempo. El objetivo es mayor transparencia y que haya celeridad para aminorar la mora procesal.
El presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Olvis Egüez, este martes en Cochabamba. DICO SOLÍS
El presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Olvis Egüez, este martes en Cochabamba. DICO SOLÍS
Construcción de expediente electrónico arranca el 26 de abril

Cuando comience a implementarse, bastará que los litigantes utilicen un dispositivo, celular o computadora, y una clave para acceder a su expediente y conocer el estado en el que está, además de poder presentar memoriales, instalar audiencias, generar firmas digitales y más.

El objetivo es que haya más trasparencia y que se aminore la carga procesal. Aunque su implementación tomará tiempo, la construcción del expediente electrónico arrancará el lunes 26 de abril, según informó el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Olvis Egüez Oliva.

La autoridad estuvo en Cochabamba este martes, luego de que el día anterior participó de la inauguración de la Casa de Justicia en Chimoré, Trópico del departamento.

En entrevista con OPINIÓN, Egüez detalló que la mora procesal solo en Cochabamba alcanza unas 60 mil causas y que es necesario poder encararlas con políticas institucionales serias y responsables para disminuir la cantidad. Expresó que se emitieron instructivos para determinar cuáles son los procesos que se encuentran en mora y también cuáles son los orígenes de la misma.

En plena pandemia por el coronavirus, COVID-19, las autoridades jurisdiccionales trabajaban con el sistema Blackboard, que permitía instalar y resolver audiencias en materia penal y constitucional vía virtual. Aquel programa había sid0o diseñado para cursos virtuales de la Escuela de Jueces del Estado y no así para las audiencias. Sin embargo, en pocos meses obtuvieron también la licencia

Sin embargo, a los pocos meses se obtuvo otra licencia, Cisco Webex, que es la que se aplica en la actualidad para todas las materias, civil, penal, familiar.

En ese marco es que se avanza en el expediente electrónico.

LA APERTURA

El Presidente del TSJ informó que el próximo lunes se lanzará la apertura de construcción del expediente electrónico en su primera etapa de desarrollo de software, “que permite contar con flujogramas, que son transformados por parte de los ingenieros informáticos en módulos que establezcan los pasos los procedimientos, de acuerdo a la naturaleza de cada procedimiento y de cada materia”.

Enfatizó que se priorizará la materia penal.

“Tendrían que tener una atención prioritaria de cara a transparentar lo que es el sistema de Justicia boliviana y de cara a acelerar los procesos”, dijo.

Remarcó que será el cambio “de un paradigma escriturado lleno de papeles que genera una burocracia por el uso de un expediente electrónico, que estaría al servicio de los sujetos procesales, de los abogados, de los jueces, de los funcionarios judiciales”, que permitirá interactuar, presentar memoriales, instalar audiencias, generar la firma digital al momento en que se presentan los memoriales y más.

LA IMPLEMENTACIÓN

“Entendemos que es un reto importante que no se lo va a conseguir de la noche a la mañana, pero que sí con la voluntad política y la cooperación de otros órganos del Estado. Podemos hacerlo realidad en mediano plazo, de entre 3 a 5 años, tal y como sucede en muchos modelos de América Latina y Europa”, sostuvo.

El acceso será posible a través de una clave. Los litigantes serán los destinatarios de este servicio de manera directa.

“Desde cualquier parte del país, donde tenga acceso a la banda ancha de internet puede, a través del celular, a través de la computadora, la tablet, cualquier equipo tecnológico, ingresar con un password a lo que es el expediente electrónico, verificar el estado del memorial que presentó”.

Añadió que los plazos procesales jugarán un papel importante. Los jueces que emitan decretos, deberán subirlos “inmediatamente, apretando una tecla”.

Esto dará paso a un mejor control de los tiempos en los procesos.

“Entonces, por un lado, se transparenta y, por el otro, se agiliza”.

Para esto será necesario un servicio de banda ancha de internet. El proyecto iniciará en ciudades capitales, y en una segunda etapa avanzará a las zonas rurales.

En la etapa de implementación implica incorporar la tecnología, una nube que almacene todos los datos del sistema judicial boliviano, equipos tecnológicos; además de socializar el expediente electrónico entre los más de 7 mil funcionarios del Órgano Judicial, entre los abogados y las personas empadronadas en la ciudadanía digital, quienes tienen procesos, y entre toda la ciudadanía.

“No podemos quedar al margen. Uno de los de los problemas que tenemos o el principal problema que tenemos como sistema es la mora procesal, y el expediente electrónico precisamente va dirigido a poder aminorar, a poder acabar con ese problema”, insistió Egüez.

RECURSOS

La autoridad informó que ya se cuenta con un presupuesto de 2.7 millones de bolivianos, que están aprobado en el Plan operativo Anual (POA) 2021. Estos recursos permiten la contratación de 25 profesionales (entre abogados, ingenieros informáticos, supervisores y el coordinador del proyecto) para los primeros pasos de este nuevo modelo de administración de justicia.

“Ellos tienen, a su vez, que trasladarse hasta cada distrito, verificar los expedientes, analizar, sacar las particularidades e ir concluyendo los programas y, posteriormente, los módulos informáticos”.

Se prevé entre 16 y 18 meses para desarrollar el sistema informático.

UNIFORMAR JURISPRUDENCIA

Por otro lado, tras la instrucción emitida hace unos meses a los tribunales departamentales de Justicia para ofrecer la sistematización de sus casos, Santa Cruz, Oruro y Cochabamba, ya dan los primeros pasos.

Egüez informó que el instructivo va en torno a dar una sistematización de los autos de vista que generan doctrina legal aplicable, un precedente jurídico que es vinculante para los tribunales y para los jueces de sentencia.

“Es decir que la jurisprudencia ordinaria no solamente se genera a través de los autos supremos que emite el Tribunal Supremo de Justicia sino de los autos de vista que son declarados fundados por parte de las salas, y en ese marco es que al pretender sistematizar y formalizar Y colocar y colocarlos en módulos de la página de los tribunales departamentales de Justicia este aspecto generaría de alguna manera una garantía y seguridad jurídica”, expresó respecto la forma de razonar, interpretar y aplicar la ley.

Este sistema de jurisprudencia digital también estaría al servicio de los ciudadanos, para que los litigantes puedan utilizar esos criterios y adjuntarlos para presentar sus apelaciones.

Para Egüez, esto genera certidumbre sobre la forma en que se tendría que razonar ante un caso concreto en una sala, según la materia.

“En Santa Cruz ya se tiene un primer paso; en Oruro, tengo entendido que también han trabajado; y han avanzado aquí en Cochabamba, entiendo que también están generando cierta dinámica. Va a ser muy importante dentro de lo que es el complemento de una política destinada a disminuir la mora procesal”.