Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 04 de julio de 2022
  • Actualizado 20:32

Concejales se cuestionan por matrimonio y congreso en pandemia

Joel Flores cuestionó que Reyes Villa se haya casado y festejado sin cumplir medidas de bioseguridad. Mientras, Diego Murillo criticó una reunión de asistencia masiva.
El concejal Joel Flores expone fotos de la boda de Reyes Villa (i) y el congreso campesino del fin de semana (d). DICO SOLÍS
El concejal Joel Flores expone fotos de la boda de Reyes Villa (i) y el congreso campesino del fin de semana (d). DICO SOLÍS
Concejales se cuestionan por matrimonio y congreso en pandemia

En plena pandemia y con recomendaciones vigentes para evitar la propagación del coronavirus, COVID-19, se desarrolló el fin de semana un congreso campesino a la cabeza de Evo Morales, líder del Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), con participación masiva. También en días recientes se casó el concejal Manfred Reyes Villa Avilés, de Fuerza Republicana Democrática Nacional (Súmate), y hubo un festejo.

Ambos temas fueron puestos en escenario público entre concejales cochabambinos de oficialismo y oposición para cuestionarse unos a otros.

En la actualidad, rige una cuarentena mixta en el departamento, con días de restricción completa de circulación y actividades.

Alejados por menos de 10 metros uno del otro, en el patio del Concejo Municipal de Cochabamba, los concejales Joel Flores, del MAS-IPSP, y Diego Murillo, de Súmate, se hicieron críticas a través de los medios de comunicación.

Ante las cámaras, Flores expuso fotografías de la boda de Reyes Villa (cuyo suplente fue habilitado mientras él se ausenta por unos días), y cuestionó que haya hecho una fiesta justo antes de haberse asumido nuevas determinaciones con restricciones para disminuir los casos de COVID-19.

“Ha hecho una fiesta de matrimonio con invitados, con grupos musicales, una gran cantidad de personas y lo triste es que no usan ningún barbijo, el papá (Alcalde), la mamá, los hermanos, los invitados sin las medidas de bioseguridad; y nosotros estamos exigiendo al pueblo que acate. Y lo han hecho justo antes de que se implemente la cuarentena rígida de los domingos que después se ha aumentado al sábado (…). Ya había voces de que se iba a entrar en cuarentena rígida, no lo aplicaron porque tenían esta actividad”, criticó.

Añadió que no está en contra del matrimonio, “porque es un derecho”, pero insistió en que no se utilizaron las medidas de bioseguridad.

El concejal Murillo, en defensa de Reyes Villa, manifestó que en la boda no cree que “60 personas hayan roto las medidas de bioseguridad”.

Sin embargo, cuestionó la masiva asistencia de personas a la reunión en la que participó el Presidente del MAS-IPSP, Morales.

“Es un foco de contaminación”, dijo y agregó que en ese congreso hubo 1.500 personas sin los implementos de bioseguridad.

Por su lado, Flores dijo que “también es censurable que no se use barbijos cuando hay aglomeración”, acotó que las autoridades llamadas por ley deben sancionar.

“También hay que denunciarlo. Todos debemos cumplir, no solo un partido u otro partido, todos debemos acatar”.

Hizo referencia a que es “es un atentado contra la salud pública” y que si amerita que Morales sea sancionado “alguien tiene que denunciarlo”.