Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 18 de septiembre de 2019
  • Actualizado 01:42

SUÁREZ CONTINÚA EJERCIENDO COMO PRESIDENTA

Los concejales aguardan respuesta a tres consultas

Edwin Jiménez explicó que no hay impedimento para que la Presidenta trabaje, en tanto no haya una disposición contraria.
Los concejales aguardan respuesta a tres consultas


La presidenta del Concejo Municipal de Cochabamba, Karen Suárez, continúa asistiendo a las sesiones para ejercer el cargo máximo en la Directiva, mientras se resuelven tres consultas sobre la legalidad o no del ejercicio de esas funciones.

Varios concejales cuestionaron que Suárez “no haga prevalecer sus derechos laborales” y retorne a trabajar ya estando con una baja médica por maternidad. El Concejo trató el tema durante dos días, martes y miércoles, y hasta suspendió las audiencias públicas para seguir el debate. La sesión ordinaria tuvo cuartos intermedios hasta ayer. El conflicto se da en semanas previas a la elección de la nueva Directiva.

El miércoles, en medio de las discusiones, los concejales pidieron que se haga consultas respecto a la posibilidad o no de que Suárez pueda seguir trabajando y, por ende, en la Presidencia.

Suárez reiteró que existen dos informes legales que respaldan su trabajo. Aunque, el documento del Servicio Estatal de Autonomía (SEA) expresó lo contrario.

La autoridad informó ayer que se enviaron las consultas al Presidente del Colegio de Abogados de Cochabamba, a la Administradora Regional de la Caja de Salud Cordes en Cochabamba y al Director Departamental de la Autoridad de Supervisión de la Seguridad Social de Corto Plazo (ASUSS).

Mientras llegan las respuestas, Suárez decidió continuar asistiendo para presidir las sesiones. En días anteriores, concejales del Movimiento Al Socialismo (MAS) pidieron que el vicepresidente Joel Flores, del MAS, asuma la Presidencia.

El concejal de Unidos por Cochabamba (UNICO), Edwin Jiménez, expresó que Suárez “está total y absolutamente habilitada, a no ser que venga una disposición contraria de un órgano competente”.

La Presidenta instaló la sesión y, aclarando que sus actos son legales, pidió permiso de cuatro horas para ausentarse, “para evitar debates jurídicos” sobre su caso y trabajar en su despacho en otros asuntos pendientes de la Directiva.

Mientras, Flores se hizo cargo de la sesión de ayer, en la que se trató, entre otros temas, el incremento salarial.