Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 06:41

Colcapirhua celebrará fiesta de su patrono a través de redes sociales

Las actividades se prolongarán hasta el lunes. Este fin de semana habrá una procesión.
 
 San Lorenzo, el patrono de Colcapirhua, durante una procesión antes de la pandemia. Noé Portugal
San Lorenzo, el patrono de Colcapirhua, durante una procesión antes de la pandemia. Noé Portugal
Colcapirhua celebrará fiesta de su patrono a través de redes sociales

La versión 2020 de la Festividad de San Lorenzo de Colcapirhua se evocará a través de redes sociales.

Gonzalo Quisbert, el párroco de ese municipio, informó que transmitirán al menos siete actividades programadas mediante la página oficial de Facebook del Gobierno Autónomo Municipal de Colcapirhua.

Hay tres celebraciones eucarísticas que iniciaron el miércoles y concluirán hoy. Todas son transmitidas a partir de las 19:00 horas.

Quisbert instó a la población a participar de las transmisiones en vivo. Acotó que las puertas de la parroquia también estarán abiertas para los que vivan cerca, siempre y cuando acudan con todas las medidas de bioseguridad establecidas por las autoridades.

SÁBADO

Para mañana, que es la fiesta de San Lorenzo, alistan dos actos importantes: la “celebración de apertura a la fiesta patronal”, prevista para las 11:00 horas y la procesión, fijada para las 14:00.

Sobre la última actividad, Quisbert dijo que saldrán con la imagen de San Lorenzo por las calles principales de Colcapirhua, acompañados de los “cargamentos” que cada fraternidad está realizando. “San Lorenzo estará abriendo el camino” y detrás de él habrá una caravana de autos.

El domingo, la plaza principal del municipio será sede de una eucaristía a las 11:00. 

Todo cerrará el lunes de calvario. Al mediodía se realizará una misa en el templo y luego trasladarán la imagen de San Lorenzo a la capilla de Loroncochi.

“Quisiera invitarles a todos a participar de esta fiesta y acercarnos más a nuestro patrono y, a través de él, a nuestro Dios”, concluyó Quisbert.