Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 26 de septiembre de 2022
  • Actualizado 22:35

SON LAS REGISTRADAS OFICIALMENTE EN EL MUNICIPIO

En Colcapirhua hay 470 personas con discapacidad, 55% es hombre

De este total, 380 reciben el bono de discapacidad que consiste en un monto de 250 bolivianos mensuales. Este beneficio se puede cobrar en forma retroactiva a fin de año.
Personas con discapacidad y familiares cobran el bono mensual de 250 bolivianos.    ALCALDÍA COLCAPIRHUA
Personas con discapacidad y familiares cobran el bono mensual de 250 bolivianos. ALCALDÍA COLCAPIRHUA
En Colcapirhua hay 470 personas con discapacidad, 55% es hombre

Margarita (nombre cambiado), de 37 años, tenía un hijo, esperaba su segundo niño y hacía planes para conseguir un mejor trabajo con el fin de mejorar su situación económica. Sin embargo, ella era víctima de violencia por parte de su esposo, quien, sin considerar su estado de gravidez, la agredía física y psicológicamente.

Tras dar a luz, Margarita siguió sufriendo ataques tan violentos por parte de su pareja que los golpes le provocaron una embolia que como secuela le dejó casi todo el cuerpo paralizado.

El hombre se dio a la fuga y Margarita se quedó sola, lidiando con su discapacidad provocada y a cargo de sus dos hijos. 

Con el tratamiento que recibió, Margarita logró recuperarse, pero todavía tiene un grado de discapacidad de 52%, lo que le permite cobrar el bono mensual que se otorga a las personas que tienen una calificación de 50% para arriba.

La encargada de la Unidad de Atención a Personas con Discapacidad de la Alcaldía de Colcapirhua, Carmen Peñaloza, puntualiza que Margarita es una de las 470 personas registradas en las listas de este municipio con diferentes grados de discapacidad (con 50% o más), de las cuales un mayor porcentaje (55%) es hombre, en los diferentes grupos etarios.

De estas 470 personas, 71 tienen el nivel moderado, 322 están calificadas como graves y muy graves son 77.

En cuanto a sexo, entre los inscritos hay 18 niñas y 34 niños; en adolescentes, 13 mujeres y 18 hombres; y en adultos 180 mujeres y 207 varones.

De las 470 personas que tienen diferentes tipos de discapacidad en Colcapirhua, 380 de ellas están con una calificación de más del 50%, por lo que tienen el derecho a cobrar el bono mensual de 250 bolivianos.

En el caso particular de Margarita, Peñaloza indica que la madre de dos niños ha mejorado ostensiblemente su condición, pero si se recupera aún más, puede dejar de recibir el bono mensual.

Para ayudar a su economía, Margarita vende ropa de invierno cerca de la plaza principal de Colcapirhua.

En otro caso, “una doctora tuvo trillizos, dos mujeres y un hombre. Pero el hombrecito nació con una discapacidad, porque había poco espacio en el vientre de la mujer”.

A la madre de los trillizos se la veía solamente con las dos mujercitas, debido a que ella prefería no sacar al niño que tenía la discapacidad.

Después de brindar apoyo psicológico a la madre, esta asumió que tenía un hijo con discapacidad y empezó a mostrarse con él, dejando de lado cualquier tipo de reparo. El niño está pronto a cumplir dos años.

AYUDA El bono mensual de 250 bolivianos se entrega a las personas que tienen como calificación de 50% o más en el grado de discapacidad, según las normas vigentes. Las personas que están por debajo de esta calificación no reciben este bono, “pero igual tienen beneficios en diferentes instancias”.

“Algunas entidades como la asociación Tukuypacha nos ayudan con bastones, muletas, sillas de ruedas y apoyo de profesionales médicos que asisten incluso a los domicilios de las personas con discapacidad, especialmente si se trata de niños”, complementa Peñaloza.

Los requisitos para cobrar el bono de discapacidad son el carnet de discapacidad y fotocopia, con una calificación de 50% o más, el croquis domiciliario, la fotocopia del carnet de identidad de la persona con discapacidad y de su tutor, el certificado de una OTB y la boleta de agua o luz.

Este bono se lo puede cobrar cada mes, según el cronograma que publica la Alcaldía, o a fin de año, por todos los meses.

En caso de que una persona no cobre su bono hasta fin de año, ese dinero se revierte al erario municipal en enero de la próxima gestión.

Este bono puede ser cobrado por una persona desde los seis años, siempre y cuando tengan una calificación de 50% o más.

Otras personas con discapacidad no han sido registradas por sus familiares, porque todavía existe vergüenza de presentarlas abiertamente ante la sociedad, pero no se tiene un número aproximado de cuántas son.

“Hay personas que sufren accidentes y quedan con alguna discapacidad, pero no lo quieren asimilar de esa forma porque les da vergüenza y prefieren callar”, apunta Peñaloza.

Hay, por ejemplo, muchos adultos mayores que no quieren registrarse como personas con discapacidad.

En el censo que se prevé realizar en 2022 se podrá precisar cuántas personas con discapacidad hay en este municipio, así como en otros de Cochabamba.

CENTROS Colcapirhua tiene tres centros en los que están internadas las personas con discapacidad que requieren de apoyo médico especializado. Uno de ellos es el María Cristina que alberga a 71 personas; en el hogar Sagrado Corazón de Jesús son 37 y en el Psiquiátrico San Juan de Dios 50.

INCLUSIÓN El municipio trabaja en la inclusión escolar para las personas que tienen algún grado de discapacidad. Una unidad educativa que se encuentra en esa línea es Genoveva Ríos.

En esta unidad educativa hay 26 personas de los hogares y que tienen algún tipo de discapacidad.

Peñaloza manifiesta que cuando hubo la cuarentena más estricta, se entregaron canastas familiares con suministros a todas las personas con discapacidad, a las 470.

“Cuando hay alguna emergencia, la Alcaldía brinda apoyo a las personas con discapacidad, gestionando ayuda. También tienen el apoyo de fisioterapia.

EL ROL DE LA FAMILIA Peñaloza destaca que el rol de la familia para que una persona con discapacidad mejore es fundamental, especialmente para lograr su desarrollo personal y con el fin de que se convierta en independiente, para que pueda valerse por sí misma.

Si se oculta a una persona con discapacidad motora, esta no recibe el tratamiento correspondiente, pierde cada vez más la habilidad para caminar y queda postrada en cama. Si recibe fisioterapia, habla mejor y camina con menos dificultad, además de que se relaciona con más facilidad con otras personas.

CINCO PERSONAS La Unidad de Atención a Personas con Discapacidad está conformada por cinco funcionarios, la encargada, dos auxiliares, la trabajadora social y la psicóloga, quienes conforman un equipo multidisciplinario para apoyar a este sector de la población.

“En esta gestión se abrió el área legal que brinda apoyo a las personas con discapacidad, de modo que no se dependa de otras unidades en esta área”, finaliza Peñaloza.