Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 01 de diciembre de 2020
  • Actualizado 10:32

Cochabamba visita por primera vez a sus muertos por COVID-19, tras siete meses de pandemia

Las normas de bioseguridad para ingresar al Cementerio General son estrictos y solo se permite una hora de permanencia.
 
Reapertura del Cementerio General de Cochabamba después de siete meses de pandemia. CLAUDIO ROJAS
Reapertura del Cementerio General de Cochabamba después de siete meses de pandemia. CLAUDIO ROJAS
Cochabamba visita por primera vez a sus muertos por COVID-19, tras siete meses de pandemia

Con flores y velas en mano, varios visitantes se dieron cita en el Cementerio General de Cochabamba este martes para, finalmente, visitar a sus difuntos después de siete meses de pandemia. Esta es la primera vez que los dolientes de los muertos por COVID-19 pueden acudir al campo santo.

El cementerio de la Llajta cerró sus puertas al inicio de la pandemia en Bolivia, permitiendo el ingreso solo a grupos reducidos de familiares únicamente para entierros. 

CARGAR CON EL VIRUS Y EL DOLOR
Rocío y Gabriel, un matrimonio joven, irán a visitar la tumba del padre de ella, después de que el mismo murió por COVID-19 hace casi tres meses. No pudieron velar a Hugo y tras haberlo enterrado tuvieron que exhumarlo para cremarlo.

Esta familia, además de cargar con el dolor de la pérdida, tuvo que lidiar con la falta de dinero por el alto precio de las funerarias en aquel momento, el calvario para encontrar atención y un lugar en el cementerio y, por si no fuera suficiente, el estigma de sus vecinos que les pidieron desinfectar y desalojar su vivienda "por un tiempo, hasta que pase la pandemia".

Hugo contagió a sus dos nietos pequeños y a su esposa antes de fallecer, afortunadamente todos se curaron, pero los pequeños recuerdan a su abuelito con mucha tristeza.

También tuvieron que adaptarse al mundo de la tecnología par realizar algunas misas virtuales en memoria de su padre, esposo y abuelo, a los nueve días y pronto lo harán a los tres meses de su muerte.

Así como esta familia, muchas otras aguardan esperando la ubicación exacta de los restos de sus familiares, pero otras se resignan y simplemente dejar sus flores y velas en algún rincón cercano al área COVID en el interior del cementerio.

REAPERTURA DEL CEMENTERIO
El administrador del Cementerio General, Benedicto Gonzáles, pidió a la población que asista al lugar que respete las normas de bioseguridad por el riesgo de contagios de coronavirus que aún persiste.

Este martes 27 de octubre fue el primer día de reapertura del Cementerio General que, con miras a Todos Santos, fue refaccionado y luce con los jardines embellecidos para recibir a las familias que visiten a sus difuntos en esta significativa fecha.

BIOSEGURIDAD Y NORMAS DE INGRESO AL CEMENTERIO
La Alcaldía habilitó dos turnos para el ingreso al cementerio. El primer grupo desde las 7 hasta las 11 de la mañana para las personas cuya cédula de identidad terminan en número par.

El segundo grupo, desde las 12 del mediodía hasta las 5 de la tarde para quienes tengan el carnet con terminación impar. La hora intermedia es para trabajos de desinfección a puerta cerrada.

Funcionarios de la Intendencia y Vialidad tomarán la temperatura de las personas y si encuentran a alguna con síntomas de COVID-19 la llevarán a un centro médico.

Está permitida la permanencia de una hora para garantizar que el resto de las personas puedan también saludar a sus seres queridos, según la tradición. Se permite solo dos personas por difunto.