Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 30 de julio de 2021
  • Actualizado 02:00

Cochabamba retorna a clases presenciales y semipresenciales desde el 26 de julio

“En Cochabamba existen 2.435 unidades educativas entre fiscales, particulares y de convenio, esperamos que el 61 por ciento empiecen las clases presenciales y el 39 por ciento semipresenciales este 26 de julio”, indicó Villa.
Imagen referencial de las clases presenciales a niños del Trópico. DICO SOLÍS
Imagen referencial de las clases presenciales a niños del Trópico. DICO SOLÍS
Cochabamba retorna a clases presenciales y semipresenciales desde el 26 de julio

El director Departamental de Educación de Cochabamba, Iván Villa, informó que desde el lunes 26 de julio se retornará a las clases semipresenciales y presenciales en los colegios particulares, fiscales y de convenio en el departamento.

Sin embargo, la asistencia a las clases semipresenciales y presenciales no es obligatoria y pueden continuar con las clases a distancia mediante las distintas plataformas, explicó Villa.

Asimismo, aclaró que por Resolución Ministerial 001/2021, en las unidades educativas con un número de estudiantes mayor a 20 deben optar por las clases semipresenciales, pasando clases con el 50% de los alumnos un día y con el restante 50% al día siguiente.

“En Cochabamba existen 2.435 unidades educativas entre fiscales, particulares y de convenio, esperamos que el 61 por ciento empiecen las clases presenciales y el 39 por ciento semipresenciales este 26 de julio”, indicó Villa.

Recomendó a los municipios poner las condiciones de bioseguridad en las unidades educativas y dotar de los insumos necesarios como desinfectantes, agua y jabón, alcohol líquido o en gel para la desinfección de las manos y que los padres envíen a sus hijos con su barbijo.

“Vamos a realizar el seguimiento del cumplimiento de las medidas de bioseguridad”, aseveró.

Con respecto a la vacunación de padres y maestros, indicó que “hemos ido recomendando que los maestros y padres de familia que se hagan vacunar por responsabilidad social y humana porque no pueden contradecir por capricho arriesgando la salud de los estudiantes”.