Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 02 de octubre de 2022
  • Actualizado 03:14

Cochabamba lideró el teletrabajo en pandemia, según un estudio

El documento sobre ‘la digitalización en pandemia y su impacto en el modo de trabajar de los bolivianos’ se publicó en días recientes.
Imagen referencial de teletrabajo.      INTERNET
Imagen referencial de teletrabajo. INTERNET
Cochabamba lideró el teletrabajo en pandemia, según un estudio

El estudio “Teletrabajo en Bolivia: la digitalización en pandemia y su impacto en el modo de trabajar de los bolivianos”, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) arrojó entre otros datos que Cochabamba lideró el teletrabajo en pandemia en el país.

El documento fue publicado en días recientes y evidencia aspecto suscitados cuando llegó la pandemia del coronavirus, COVID-19. El estudio identifica las características del teletrabajo en los hogares y en las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) en Bolivia, utilizando encuestas levantadas durante el 2020 en las nueve ciudades capitales y la ciudad de El Alto.

Con la información recabada, se identificó que el teletrabajo fue posible en 22% de los hogares en las ciudades mencionadas. En 52% de estos casos, solamente una persona logró trabajar bajo esta modalidad. El ingreso promedio de los hogares en que al menos una persona logró teletrabajar fue mayor que en aquellos en los que no se logró aplicar esta práctica. Además, se observó que los principales obstáculos que enfrentaron los hogares para teletrabajar fueron el acceso a internet y a equipos o dispositivos tecnológicos.

Respecto a la consulta sobre hogares de Bolivia con algún miembro que teletrabajó o necesitó teletrabajar, Cochabamba lideró en porcentajes de hogares que implementaron la práctica; con alrededor de 26%. La mayor proporción de teletrabajo correspondió a los sectores de servicios básicos, servicios financieros, compra – venta y actividades profesionales.

Con 23%, la ciudad de La Paz también mostró un porcentaje ligeramente mayor al promedio de las ciudades donde se realizó la encuesta; con mayor proporción en los sectores de educación y administración pública.

Si se considera al principal generador de ingresos en el hogar, se observa que 20% logró trabajar bajo la modalidad de teletrabajo. Si se analiza por género, resulta en 21% para hombres y 19% para mujeres. En lo que se refiere al sector, aquellos donde hubo mayor porcentaje de teletrabajo fueron educación, servicios financieros y administración pública.

En lo referido a la perspectiva de las empresas, se observó un incremento de la implementación del teletrabajo durante la cuarentena condicionada y dinámica, sobre todo en las empresas pequeñas y en los sectores de manufactura y comercio.

ANTECEDENTES En Bolivia, los primeros casos de la COVID-19 se identificaron durante los primeros días de marzo de 2020 y se declaró cuarentena total a nivel nacional el 21 de marzo. La implementación del teletrabajo se formalizó semanas después a través del Decreto Supremo N°421816, dando pie a su extensión a nivel nacional y hacia diferentes sectores.

El 31 de agosto de 2020 se puso fin a la cuarentena total y se implementó la cuarentena condicionada y dinámica, marcando el inicio del retorno de las actividades laborales presenciales de manera gradual y dentro de horarios establecidos por la normativa que también se ampliaban de manera paulatina.

Al ser el experimento laboral más grande de la historia, la implementación del teletrabajo significó desafíos.

Entre otras conclusiones, la distribución del trabajo doméstico y el efecto de la doble carga laboral para mujeres es un fenómeno para el cual aún no se tienen políticas claras; requiriendo mayor análisis a futuro.

Por otro lado, para las empresas el teletrabajo también significó desafíos que requerían resiliencia. Es importante resaltar que, a pesar de que había una sensación de que el sector de los servicios era el más propenso a aplicar la práctica del teletrabajo, una proporción interesante de empresas en el sector de comercio y las manufacturas lograron adaptarse al teletrabajo durante la cuarentena total y continuaron bajo esta modalidad durante la cuarentena condicionada y dinámica.