Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de agosto de 2020
  • Actualizado 03:53

Cochabamba: levantan entre 14 y 23 cadáveres en domicilios y calles cada día

Personal de una funeraria realiza el levantamiento del cadáver de la OTB Alto Universitario, ayer. FOTO- Dico Solís
Personal de una funeraria realiza el levantamiento del cadáver de la OTB Alto Universitario, ayer. FOTO- Dico Solís
Cochabamba: levantan entre 14 y 23 cadáveres en domicilios y calles cada día

El cadáver de Jorge M.P., de 54 años, fue recogido ayer por una funeraria, después de haber permanecido casi 24 horas en una acera de la OTB Alto Universitario.

Los vecinos encontraron el cuerpo sin vida, cerca de las 16:00 del sábado, y desde entonces llamaron a la Policía, Servicio Departamental de Salud (SEDES), Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) y autoridades municipales, pero nadie realizó el levantamiento del cadáver. Indicaron que los dos primeros fueron al lugar para embolsar el cuerpo y tomarle la muestra.

Según versión de los vecinos, el hombre, que vivía en la zona de Santa Vera Cruz, acudió a ese barrio presuntamente en búsqueda de atención médica porque presentaba sintomatología de COVID-19. Se enteraron, por familiares, que cursaba un cuadro gripal hace unos 10 días y que se automedicó, pero continuaba enfermo.

Finalmente, falleció en la acera de un domicilio privado y su cuerpo fue trasladado ayer al cementerio general de Cochabamba, después de que los vecinos bloquearán la avenida petrolera, a la altura del kilómetro cuatro, exigiendo que el cadáver sea retirado por los riesgos que representaba para las familias.

El responsable de Vigilancia Epidemiológica del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Rubén Castillo, informó que el IDIF les notifica sobre el levantamiento de entre 14 a 23 cadáveres, en domicilios o espacios públicos, cada día. La institución de salud procesa las muestras para determinar si fallecieron a consecuencia de coronavirus o no.

Hubo casos en los que el resultado fue positivo como el de un hombre que se desvaneció y murió en la calle 16 de Julio y Jordán, en pleno centro de la ciudad, a mediados de junio. Ocurrió lo mismo con otra persona, de 64 años, que fue encontrado sin vida en el mercado La Pampa y unos días después se conoció su resultado confirmando la enfermedad.

La situación se agudiza para las familias que han perdido un ser querido con diagnóstico o sospecha de coronavirus puesto que no encuentran atención médica debido al colapso de los hospitales públicos, privados y de seguridad social. Además, deben esperar varios días para acceder al servicio de cremación, de acuerdo con las denuncias.

El sábado, vecinos de la zona del puente Pinto (en la avenida Simón López y Beijing) sacaron de manera simbólica un ataúd como protesta porque el cadáver de un hombre, que falleció con síntomas de COVID-19, permanecía en su domicilio a una semana del deceso.

Una de sus hijas reclamó atención de las autoridades e indicó que tuvieron que dejar el ataúd en el taller ante los riesgos de contagio. Añadió que el personal del SEDES acudió para tomar la muestra del cuerpo y confirmar o descartar el virus, pero aún no les hicieron conocer los resultados, aunque inicialmente se comprometieron a hacerlo en cuatro días.

Una funeraria llegó al lugar para recoger el féretro después de la protesta vecinal. En tanto, los familiares e inquilinos temen haber sido contagios y piden que les tomen muestras porque algunos presentan dolores de cabeza y musculares.

DATOS El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Iván Rojas, informó que, esa dependencia policial, realiza el levantamiento de hasta 17 cadáveres cada día en Cochabamba, como ocurrió el pasado jueves.

Añadió que el 65% de los cuerpos los recogen de la zona sur (de la avenida 6 de Agosto hacia abajo) y el 22% de la zona central (hasta el puente del estado). En tanto, el 13% de los levantamientos son de la zona norte. “Muchos de los casos con confirmados por COVID-19 y de otros estamos a la espera de resultados del SEDES. Nosotros los tomamos como sospechosos”.