Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 24 de febrero de 2021
  • Actualizado 13:30

SOCIALIZAN ESTRATEGIA DE CONTENCIÓN DE LA ENFERMEDAD

Cochabamba sin camas para enfermos con COVID-19 y alistan rastrillaje casa por casa

El director del SEDES, Yercin Mamani, informó que el sistema público, de seguridad social y privado están “saturados”. Unas 1.000 personas realizarán el triaje en el área metropolitana, desde el 29 de junio.

 

Cochabamba sin camas para enfermos con COVID-19 y alistan rastrillaje casa por casa

Hace 102 días se confirmó el primer paciente con coronavirus en Cochabamba. Desde entonces, se habilitaron tres hospitales centinelas, pero la cifra de contagios ha ido en ascenso. Actualmente, la situación es complicada debido a que las camas para atender a personas con COVID-19 en el sistema público, de seguridad social y privado están llenas y no queda un solo espacio disponible.

Los que enfermen requieren que un paciente sea dado de alta para ocupar ese espacio. “No solo los hospitales centinelas están saturados, también el de seguridad social y privado. No hay camas de hospitalización para los casos confirmados ya sea con sintomatología leve o relativamente grave”, informó el director del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Yercin Mamani. 

Respecto al servicio de terapia intensiva, indicó ayer que quedaban solo dos espacios, pero que hasta hoy tienen previsto habilitar 15 ventiladores más. 10 son los equipos entregados por el Gobierno y cinco se encontraban en depósito. 

El hospital Viedma tiene cuatro camas de terapia intensiva ocupadas y guardan una para aquellos que están internados y requieran intubación de emergencia. El hospital de Sur tiene seis camas de terapia intensiva y el Solomon Klein cuenta también con seis, todas prevén la reserva de una de emergencia para los pacientes internados que se fueran a descompensar. Los tres centros centinelas tienen más de 100 camas de internación, pero están llenas.

CUARENTENA RÍGIDA Activarán un plan de acción para la cuarentena rígida, que estará vigente del 29 de junio al 10 de julio, que fue aprobada en el Consejo Metropolitano Kanata.

Mamani señaló que la cuarentena rígida será de “tipo activa” a diferencia de la anterior, es decir, se identificará los casos positivos de COVID-19 en la región a través del “rastrillaje casa por casa”. Para ello, habilitarán brigadas conformadas por personal de salud, estudiantes de último año de Medicina, Bioquímica, Enfermería y otras áreas, además de voluntarios.

Se prevé que unas 1.000 personas serán movilizadas en el área metropolitana. Los recursos para estas acciones son de responsabilidad de los tres niveles: Gobierno, Gobernación y municipios.

Los establecimientos tendrán que realizar un reformulado en el Plan Operativo Anual (POA) para la adquisición de pruebas inmunológicas. Las brigadas usarán esos test para el rastrillaje. 

Añadió que los municipios tienen está semana para prepararse para la cuarentena rígida. Se implementarán centros de aislamiento (una cama por mil).

Además, de equipar, dotar insumos y recursos humanos a los hospitales COVID-19 (Viedma, Solomon Klein, Sur y Norte) en siete días, en su primera fase y es responsabilidad de los tres niveles gubernamentales.

También se prevé la masificación del material de educación y promoción de la salud a cargo de la Unidad de Comunicación de la Gobernación de Cochabamba, gobiernos municipales, Universidad Mayor de San Simón (UMSS) y otras instituciones, del 25 de junio al 4 de julio.

Asimismo, los laboratorios de la red serán fortalecidos con la dotación de equipamiento, pruebas, recursos humanos e insumos. También se prevé la reconversión de hospitales y centros de salud para la atención de pacientes con coronavirus hasta el 7 de julio.

PROYECCIONES Mamani señaló que se propuso una estrategia de contención de la enfermedad debido a que el pico más elevado, sería entre el día 100 y 120 de la pandemia, en primera instancia. Hace 104 días se registraron las primeras dos pacientes con COVID-19 en el país.

Actualmente, se aplica dos modalidades de atención a los pacientes. Se implementa la prueba inmunológica para el descarte o no de la enfermedad con la intención de que se pueda desfogar los hospitales. También hay personas que cumplen un aislamiento domiciliario y están realizando un seguimiento telefónico.

RESTRICCIONES El Director del SEDES indicó que la estrategia de contención prevé que se reduzca la movilización de la ciudadanía durante la cuarentena rígida a un máximo de un 20%, es decir, que solo dos de cada 10 personas puedan circular y sería el personal de salud, policías, militares y el resto debe permanecer en casa esperando que la brigada de rastrillaje llegue a su domicilio.

Mamani aclaró que el personal no visitará todas las casas porque tienen un “muestreo de lotes por conglomerado” que establece las zonas de riesgo y es ahí donde se hará el triaje de pacientes sospechosos o confirmados.

EJECUCIÓN La asambleísta Lizeth Beramendi denunció ayer que la Gobernación de Cochabamba solo ejecutó el 30% de su presupuesto destinado para la lucha contra la COVID-19. “De los 44 millones de bolivianos para el programa de lucha contra el coronavirus, hasta el 19 de junio, la Gobernación ha ejecutado solo el 30% y el 70% sigue guardado”.

Al respecto, el secretario de Finanzas de la Gobernación, Fortunato Terán, indicó ayer que la ejecución es poco más del 33% y que prevén llegar a un 40% hasta hoy, y se superará el 45% hasta el fin de semana.

Añadió que tienen proyectado llegar al 95% en las próximas semanas por la transferencia de recursos que se realizará a los municipios.

Terán acotó que proveedores dedicados a la comercialización de materiales, equipamiento e insumos médicos están “aprovechando la pandemia” para subir los costos. “El precio del barbijo era de 1.50 bolivianos, pero ahora llega a 6 y 7 bolivianos”.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad