Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 29 de octubre de 2020
  • Actualizado 03:29

Cochabamba se aplazó en 25 acciones y tiene desquite el viernes

Entre los errores están la falta de reactivos y de centros hospitalarios equipados, la respuesta ordenada de la gente, además de la disputa política entre autoridades. Otras personas dicen que también hubo cosas que se hicieron bien.

Así se veía una de las calles céntricas de Cochabamba, ayer.

DICO SOLÍS
Así se veía una de las calles céntricas de Cochabamba, ayer. DICO SOLÍS
Cochabamba se aplazó en 25 acciones y tiene desquite el viernes

Tras el informe del Consejo de la Región Metropolitana “Kanata” de mantener la cuarentena total de riesgo alto hasta el 31 de mayo de 2020 y el dictamen del Servicio Departamental de Salud, SEDES, sobre la imposibilidad de que Cochabamba flexibilice las medidas de restricción, producto de la cuarentena por el coronavirus, surgieron muchos análisis, críticas y autocríticas de lo que se hizo mal desde el momento en que se produjo el primer caso de coronavirus, incluso desde antes.

El presidente del Comité Cívico, Marcelo Piérola, dijo que Cochabamba se aplazó en la reacción frente a la pandemia. El presidente de la Federación de Entidades Empresariales, FEPC, Javier Bellott, expresó su molestia por la falta de coordinación y las diferencias políticas que hay entre los diferentes niveles de gobierno impidiendo que se trabaje en un solo proyecto.

El director del SEDES, Yercin Mamani, también aseguró que hay retraso de dos meses en la toma de decisiones.

El Gobierno central estableció que cada viernes se reunirá para evaluar si es que la cada ciudad, municipio o departamentos han mejorado su condición. Es como tomar un desquite.

Estas son las fallas que advierten varios sectores, entre ellos los empresarios:

1.    Negligencia de las autoridades regionales y locales y sus evidentes diferencias políticas, se ha descuidado el interés mayor de la sociedad.

La gobernadora de Cochabamba, Esther Soria, es del Movimiento Al Socialismo, MAS, partido contrario al de la actual presidenta Jeanine Áñez. Fueron muchos los desencuentros por el tema político.

También pugnas dentro de la Alcaldía Municipal derivaron en peleas entre el Concejo Municipal y el Ejecutivo.

2.    Cochabamba tuvo por dos semanas autoridad bicéfala en el SEDES. Un director nombrado por la Gobernación y otro por el Ministerio de Salud. Recién hace una semana tomó el cargo Yercin Mamani, nombrado por consenso.

3.    No se han priorizado políticas públicas de salud y economía buscando en primera instancia una cuarentena dinámica (flexibilización de las medidas de restricción.

4.    Pérdida de tiempo en la reacción ante la pandemia. La ampliación de la cuarentena total por el Consejo de la Región Metropolitana parece ser una medida para corregir y subsanar lo que no hicieron las autoridades. En los últimos 56 días las actividades económicas fueron irregulares y se detuvieron.

5.    No se contempló el contenido del Decreto Supremo 4229 que se constituye como el mecanismo ordenado de regular una cuarentena dinámica (Javier Bellott).

6.    No existe una norma ni protocolo para el retorno de forma gradual, sectorizado y regionalizado con medidas de bioseguridad. Si se hubiera vuelto a la actividad en instituciones públicas como privadas no se sabría cómo hacerlo (presidente de la Cámara Departamental de Industria de Cochabamba, Ramón Daza).

7.    Más pruebas de laboratorio para determinar la cantidad real de enfermos por el virus que hay en el departamento (Asociación de Mujeres Empresarias y Profesionales, Silvia Claure).

8.    La inseguridad por la caída de la economía, de las industrias y del sector de construcciones provocó que las empresas pidan la reactivación de los sectores económicos e inversión. Los empresarios pidieron garantías para seguir pensando en invertir (Presidente de la Cámara de Comercio y Servicios de Cochabamba, Juan Carlos Viscarra).

9.    El Decreto Supremo 4229 establecía el reinicio de las actividades del sector constructor, pero fue recién el domingo 10 que se activó el retorno de la actividad con un proyecto presentado por el sector (Vicepresidente de la Cámara Departamental de la Construcción, Raúl Solares).

10. Mayor coordinación con los sectores económicos legalmente establecidos del departamento. “¿Cómo pueden implementar medidas económicas si no nos han escuchado? (Presidente de la Cámara Departamental de Transporte, Rubén Alvarado, exigió al Gobierno)

11. La omisión al pedido de auxilio llevará a la quiebra, la quiebra llevará a la falta de empleo, la falta de empleo al hambre y este a la delincuencia. (Presidente de la Cámara Regional de Despachantes de Aduana, Sofía Villegas) 

 Estas observaciones del nuevo director del SEDES, Yercin Mamani.

12. Más ítems. Durante la cuarentena, el Gobierno entregó 350 ítems para Cochabamba, pero el director del SEDES consideró que son insuficientes y que debería llegar a 721 más de manera urgente para que todos los centros médicos empiecen a recibir y atender los casos provenientes de la emergencia.

13. Más reactivos. Se realizan 25 pruebas diarias de laboratorio para detectar casos de coronavirus, pero lo ideal es que se practiquen 200 exámenes.

14. Deben funcionar los tres centros denominados “centinela”, es decir los hospitales del Sur, Solomon Klein y del Norte. De los tres, el último no tiene ni equipamiento.

15. Dotación de equipamiento para protección personal insuficiente para médicos, enfermeras y personal administrativo que es tuición de cada municipio.

16. Equipamientos insuficientes y escasos en el mercado internacional.      

El parecer del presidente del Comité Cívico de Cochabamba, Marcelo Piérola es el siguiente:

17. No contar con respiradores para pacientes críticos.

18. No contar con centros de cuarentena y de aislamiento.

19. No contar con protocolos de seguridad claros para inducir a la población al cuidado absoluto.

El intendente municipal de Cochabamba, Juan Berzaín, también tiene sus observaciones:

20. En los mercados es difícil realizar controles debido a que la gente no está acostumbrada a seguir normas, no mantienen distancia física ni entre vendedores ni compradores.

21. La gente reta las prohibiciones y pese a que la norma señala que solo una persona puede salir por familia en las calles con un número de cédula permitida, se ven hasta grupos.

22. La proliferación de puestos de comida en las calles.

El comandante de Tránsito, Nelson Miranda:

23. Dificultades en el control de la circulación de vehículos debido a la otorgación de autorizaciones. Encontró incluso credenciales de “falsos” periodistas con permiso para movilizarse.

24.      La cuarentena se ha establecido para la gente debería mantener distancia en las calles para evitar el contagio, lo que tampoco ha estado sucediendo (Mario Orellana, asambleísta).

25. Hubo desinformación en provincias y área rural que no cree que el virus existe.

26.  

LO QUE SE HIZO BIEN El asambleísta Mario Orellana explicó que no todo lo que se hizo estuvo mal y que se tuvo respuesta en varios aspectos.

Dijo que la visión de la Federación de Entidades Empresariales sobre culpar a las autoridades es sesgada y que no tiene el suficiente análisis porque hubo respuestas.

Consideró que cuando estalló la pandemia Cochabamba estaba en segundo lugar en el país y que si hoy estamos en el quinto puesto es porque hubo efectividad de la cuarentena y la población respondió; o que se han realizado muy pocas pruebas de diagnóstico.

Aseguró también que se hizo todos los esfuerzos para comprar insumos de bioseguridad para el sector Salud, Fuerzas Armadas, Policía y otros sectores. Consideró que en este tema los empresarios deberían ayudar en hacer gestiones. “Hubo falta en los mercados”.

Dijo que las reuniones entre instituciones que se desarrollaron es una muestra de que se puede asumir responsabilidades entre todos y que es importante que exista apoyo y coordinación.  “No vamos a resolver en 50 días lo que en tantos años no lo hemos hecho”.

“Ahora tenemos un profesional muy capaz como director del SEDES”.