Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 10 de diciembre de 2019
  • Actualizado 08:57

LA CEMENTERA ESTÁ EN CAPINOTA

COBOCE celebra sus 53 años de aporte al desarrollo del país

La Cooperativa Multiactiva COBOCE R.L. nació en 1966 y fue producto de un grupo de personas que apostó y creyó en un ideal. La empresa se formó con 1.600 dólares. 
Una imagen de la planta de cemento en Irpa Irpa en pleno funcionamiento. DICO SOLÍS
Una imagen de la planta de cemento en Irpa Irpa en pleno funcionamiento. DICO SOLÍS
COBOCE celebra sus 53 años de aporte al desarrollo del país

 La Cooperativa Multiactiva COBOCE R.L. celebra hoy sus 53 años de vida aportando al desarrollo económico y productivo del país.

 Actualmente, la Cooperativa industrial más grande de Bolivia y una de las principales a nivel de Latinoamérica, genera mil fuentes de empleo directas y aproximadamente 6 mil indirectas. 

En su tiempo de vida, construyó obras muy importantes como la megaobra del millón de metros cuadrados de pavimiento rígido en la ciudad de Cochabamba, viviendas sociales, carreteras de Bolivia, el componente 2 del Centro de Convenciones Suramericanas (Unasur), la escultura del Cristo de la Concordia, puentes, la planta de urea y amoniaco y muchos más. 

COBOCE se fundó el 4 de diciembre de 1966 y seis años después lanzó al mercado la primera bolsa de cemento que se produjo en la fábrica de Irpa Irpa, en la provincia Capinota, en Cochabamba.

Si bien la Cooperativa nació como una industria cementera, con el transcurso de los años diversificó su producción y actualmente cuenta con siete unidades productivas y de servicio: COBOCE Cemento, COBOCE Cerámica. COBOCE Ceramil, COBOCE Hormigón, COBOCE Metal, COBOCE Construcciones y el periódico OPINIÓN.

Al ser multiactiva, desarrolla diversas actividades en el sector de producción y servicios. En producción,  obtiene materia prima para generar cemento, mortero, yeso, agregados, cerámica roja, pisos y revestimientos. 

También procesa el cemento, arena, grava o piedra machacada y otros aditamentos para producir hormigón y derivados de la construcción; desarrolla una cadena productiva en el rubro de metalmecánica; aporta a dar servicio con el periódico Opinión; y participa en el sector de la construcción.

La Cooperativa tuvo como capital de arranque solo la suma de 1.600 dólares y un centenar de socios con el ideal de democratizar el acceso a la construcción en Bolivia, hecho que hoy la comunidad cobociana agradece.

El 15 de septiembre de 1972 empezó a operar la fábrica de Cemento de la única cooperativa industrial en el país, en Irpa Irpa. Tuvo tres ampliaciones. La última demandó una inversión de 110 millones de dólares. Ahora tiene una capacidad de producción de 70 mil bolsas al día y el objetivo es llegar a las 110 mil diarias.

El trabajo sacrificado, comprometido y honesto de sus trabajadores desarrollado a lo largo de estos años es uno de los valores importates con los que cuenta la Cooperativa para enfrentar los desafíos que se presenten en el futuro.

A lo largo de su historia COBOCE R.L. siembre ha actuado como un motor del crecimiento económico, ya que representa un modelo empresarial dinámico y flexible en las esferas de la producción, la comercialización y la prestación de servicios, motivo por el cual es considerada patrimonio de los cochabambinos.

PRINCIPIOS Otras características que distinguen a COBOCE R.L. es que está compuesta por asociados y tiene una estructura y un funcionamiento autónomo que se basan en los principios de la filosofía y la doctrina del cooperativismo.

El ánimo de la cooperativa está marcado por la unión de sus asociados buscando  el bien común en la reafirmación de valores como la solidaridad, la libertad, la generosidad, el respeto mutuo que es llevado a la practica en la distribución equitativa de la riqueza.