Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 19 de agosto de 2022
  • Actualizado 18:37

Chupete, el cachorro con hidrocefalia, murió esperando una familia; ilustrador le rindió homenaje

El perro, de un mes y pelaje de color caramelo, fue diagnosticado con la enfermedad. Su madre y sus cuatro hermanas, las cuales se encuentran en el Refugio Gamaliel, todavía aguardan encontrar familias que las ame. La historia de Chupete fue viralizada a través de las redes. El animal fue homenajeado internacionalmente.

Una imagen editada de Chupete, el cachorro con hidrocefalia del Refugio Gamaliel.
Una imagen editada de Chupete, el cachorro con hidrocefalia del Refugio Gamaliel.
Chupete, el cachorro con hidrocefalia, murió esperando una familia; ilustrador le rindió homenaje

La historia de Chupete, el carrocho diagnosticado con hidrocefalia y que cautivó a la población cochabambina e internacional por su peculiar belleza, llegó a su fin. Ayer, después de un análisis veterinario que concluyó que las probabilidades de vida del pequeño se apagaban a pesar de las terapia y la medicación iniciada, sus cuidadores o “ángeles”, como los llaman en las redes, tomaron la decisión de dejarlo partir.

Tras conocer la noticia, las redes explotaron con mensajes de tristeza acompañados de emoticones de corazones rotos y caritas llorando o sosteniendo un corazón.

Desde que se conoció el peculiar caso, Claudia Martínez, del Refugio Gamaliel, mantuvo informados a los amantes de los animales sobre el estado de salud del perrito. En la ultima semana, la salud del cachorro de un mes y pelaje dorado sufrió altas y bajas. A veces, el pequeño amanecía parcialmente ciego, otros, no dejaba de caminar en círculos y le costaba enderezarse.

CONOZCA LA HISTORIA DE CHUPETE

La mamá de Chupete, bautizada como Juanita, llegó al Refugio Gamaliel preñada hace más de un mes. Fueron los voluntarios de este centro quienes la rescataron, a denuncia de una vecina que vio a la madre deambular por las calles con la pata cortada. Al parecer, pertenecía a un inhalador de clefa.

En el hogar, le practicaron una ecografía y los veterinarios identificaron cinco cachorros en su vientre; pero solo escucharon el latido de cuatro, por lo que supusieron que el último estaba muerto. 

Horas después, los voluntarios y veterinarios recibieron la noticia: el cachorro que creían muerto había nacido vivo y con una característica que lo hacía diferente a todos: tenía la cabeza más grande de lo normal.

Así, fue bautizado como Chupete y diagnosticado con hidrocefalia, una enfermedad poco frecuente en perros, que movilizó a todos sus cuidadores y veterinarios a iniciar de inmediato una terapia con cuidados médicos extremos y medicamentos, gestionados a través de campañas y donaciones. 

Desde entones, la historia de Chupete fue conocida en Bolivia y el mundo. Incluso, el reconocido creador digital “DogVader” o Axel Peralta, le realizó un dibujo artístico que fue viralizado por las redes.

HOMENAJE

“DogVader” es un ilustrador dedicado a concienciar a la gente sobre la adopción responsable de mascotas, a través de sus dibujos. Hoy, este artista le dedicó su último mensaje: “en memoria de chupete”, escribió.

El homenaje de Dog Vader, tras la partida de Chupete. DOG VADER
El homenaje de Dog Vader, tras la partida de Chupete. DOG VADER