Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 25 de octubre de 2020
  • Actualizado 12:46

Centro de aislamiento busca descongestionar hospitales centinela recibiendo solo positivos

El recinto de Alalay mpezará a recibir pacientes en fase de recuperación o asintomáticos desde el miércoles. Está previsto una capacidad para atender a 140 personas, con la posibilidad de ser ampliado.
Vista de las 140 camas emplazadas en un pabellón del campo ferial.    FUENTE- NOÉ PORTUGAL
Vista de las 140 camas emplazadas en un pabellón del campo ferial.    FUENTE- NOÉ PORTUGAL
Centro de aislamiento busca descongestionar hospitales centinela recibiendo solo positivos

El centro de aislamiento emplazado en el campo ferial e inaugurado ayer tiene el objetivo de descongestionar los hospitales centinela de la ciudad, recibiendo a los enfermos en fase de recuperación de otros centros sanitarios y liberando así cupos.

“Permitirá que pacientes que tengan sintomatología grave o moderada puede ingresar al hospital que es lo que ahora necesitamos. Muchos de los pacientes están falleciendo en casa por falta de oxígeno. A este centro de aislamiento le pondremos oxígenos, si así lo requieren los afectados, para que puedan ser trasladados”, informó Giovanna Colodro, directora municipal de Centros de Salud.

Se prevé que el centro de aislamiento empiece a funcionar el miércoles y reciba a 140 pacientes, capacidad que puede ser ampliada, utilizando los diferentes pabellones del campo ferial, “de acuerdo a las necesidades”. En cuanto al personal, Leyes anunció que serán 400 personas, entre médicos y enfermos que prestarán servicio.  

Colodro explicó que no todos los pacientes pueden acceder al nuevo espacio. Básicamente, se recibirá a dos grupos: aquellos que están en fase de recuperación, derivados del Solomon Klein, el hospital del Sud y del Norte, “que solo estén esperando su negatividad (prueba) pero que aún necesiten monitoreo de sus signos viales”. El segundo grupo está conformado por los positivos rastreados por las brigadas y equipos de respuesta rápida, “los que no tengan factores de riesgo que puedan causar complicaciones, los asintomáticos y sintomáticos leves”.

Aclaró que todas las personas que ocuparán el centro serán positivas, ya que “por la misma distribución”, el lugar no es óptimo para sospechosos. El gobierno municipal dotará de insumos y medicamentos para el manejo de este tipo pacientes; así como enfermos y médicos. Si la situación de alguno de los enfermos se complica, este será dirigido a uno de los hospitales centinela para que sea tratado de manera inmediata.

ALCALDE INCREPADO La apertura del nuevo centro de aislamiento estuvo rodeada de polémicas y diferencias entre autoridades que no se ponía de acuerdo para poder abrir el centro. La falta de firmas llevó a que el proyecto se atrasará.

Ayer, en el acto de inauguración una persona increpó al alcalde José María Leyes preguntándole “¿cuántos muertos más tiene que haber?, ¿cuántas denuncia de robo hacen falta? para que renuncie”. Por su parte, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, lamentó que el centro de aislamiento no haya estado listo a tiempo, pese a la luz verde que se dio a finales de junio para atender a los pacientes y apuntó al "capricho" de las autoridades que no llegaron a firmar para la apertura del espacio.