Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 03 de diciembre de 2022
  • Actualizado 22:11

Cementerio: Alcaldía tumbó dos bloques del siglo XIX y XX; expertos reportan daño patrimonial “irreversible”

La Red Iberoamericana de Valoración y Gestión de Cementerios Patrimoniales se reunirá este domingo, 2 de octubre, para analizar la situación. 

Parte de los bloques del Cementerio de Cochabamba,  tumbados por la alcaldía. DICO SOLÍS
Parte de los bloques del Cementerio de Cochabamba, tumbados por la alcaldía. DICO SOLÍS
Cementerio: Alcaldía tumbó dos bloques del siglo XIX y XX; expertos reportan daño patrimonial “irreversible”

La Alcaldía de Cochabamba demolió los bloques funerarios 20 y 27 edificados en los siglos XIX y XX, construidos con ladrillos pasteleros que ya no se fabrican en la actualidad y con una técnica de bovedilla extinta en el tiempo. El atentado al patrimonio fúnebre cochabambino es considerado “irreversible”, denunció la arquitecta y presidenta de la Red Boliviana de Valoración y Gestión de Espacios Funerarios y de Culto, Patricia Dueri.

Los bloques tumbados contaban con enterratorios de finales de los siglos XIX y principios el XX y albergaban los restos de familias cochabambinas de más de un siglo. Estos lucían en fotografías antigua del camposanto.

La alcaldía demolió el bloque 20, el octubre de 2021; y un año después, en agosto de 2022, tumbó el bloque 27. Dueri explicó que este último no presentaba daños estructurales y solo requería “revoques fáciles de reparar”.

Desde su experticia, Dueri indicó que “es fácil darse cuenta que es patrimonio y que no”. Añadió: “Cómo pueden afirmar que esto no es patrimonial”.  

La experta recordó que su demolición debería contar con el informe técnico, emitido por un “profesional con experiencia y con títulos académicos con especialidad en patrimonio”, como establece la norma. Se desconoce si la alcaldía cuenta con este documento.  

NOTIFICAN MAUSOLEOS

Desde la administración del cementerio también emitieron notificaciones a propietarios de mausoleos. En estas, instan a los propietarios a presentarse hasta diferentes fechas de octubre “portando toda la documentación legal del sitio”. Estos añaden que en caso de “desacato” iniciarán el proceso de reversión del sitio a dominio municipal, por “abandono y/o deterioro”.

En 2021, otros mausoleos fueron notificados para su demolición pero debido a la intervención de la Red Iberoamericana de Valoración y Gestión de Cementerios Patrimoniales, y sus 16 países miembros, esta acción fue paralizada.

NICHOS DE BENEMÉRITOS

A ello se suma que en los últimos días procedieron a notificar a los familiares de los Beneméritos de la Guerra del Chaco, enterrados en nichos históricos, para presentarse en la administración.

Con más de 80 años encina, Jaime Varas, hijo de un benemérito, indicó que la Federación de Excombatientes les informó que el sector adeuda impuestos a la Alcaldía de Cochabamba y de no cancelar, la misma revertirá los bloques al Estado.

En los nichos de los beneméritos lucen comunicados emitidos por la Federación de Beneméritos de la Guerra del Chaco. Allí informan a los familiares que deben actualizar su documentación en administración del cementerio; caso contrario, exhumarán los cuerpos y los depositarán en una fosa común.

A ellos se suma que también les exigen seis requisitos para actualizar el censo 2022,  difíciles de conseguir. Entre ellos: un documento que acredite al benemérito, como su carnet, libreta de desmovilización o título de resolución; el certificado de defunción del benemérito, algún documento que de viuda que está en el mismo nicho, y certificados de los hijos o nietos que inician el trámite.

LEYES 

El camposanto cuenta con dos leyes que lo protegen en el plano patrimonial y cultural. La primera fue emitida a nivel departamental. Se trata de la Ley 868, del 23 de octubre de 2018. Esta declara “circuito turístico y atractivo patrimonial del departamento de Cochabamba a los cementerios generales de los municipios de Arani, Cochabamba, Cliza, Punata, Tarata, Toco y Sacaba”.

La segunda es índole municipal. Esta Ley 503, de 2019, declara “patrimonio arquitectónico, histórico y cultural del municipio al Cementerio General de Cochabamba”.

“El Cementerio General de Cochabamba desde su fundación como primer Campo Santo en toda la República de Bolivia, alberga enterratorios que son considerados de importancia histórica, patrimonial y porque alberga personalidades que han dejado huella en la historia local y nacional”, reza un fragmento de dicha norma municipal.

Dueri explicó que los artículos 9, 98, 99, 100, 101 y 231 de la Constitución Política del Estado (CPE) mandan a proteger el patrimonio cultural y son de cumplimiento obligatorio. “Hay una trasgresión a todas las leyes nacionales, departamentales y locales”, denunció la experta.