Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 05 de marzo de 2021
  • Actualizado 21:59

Catedral suspende confesiones de fin de año debido al rebrote de COVID

El resto de actividades religiosas continúan con normalidad. Los templos tienen la instrucción de funcionar al 30% de su capacidad.
Fieles en la parroquia de Quillacollo, cuando reabrió en pandemia.  DICO SOLÍS
Fieles en la parroquia de Quillacollo, cuando reabrió en pandemia. DICO SOLÍS
Catedral suspende confesiones de fin de año debido al rebrote de COVID

La Catedral Metropolitana de Cochabamba determinó suspender la jornada de confesiones de fin de año, debido al repunte de contagios de coronavirus en el departamento.

El rector de ese establecimiento religioso, Marcelo Bazán, comunicó a través de su cuenta oficial de Facebook que esta decisión se debe a que “el crecimiento (de casos) es exponencial. Debemos cuidarnos”.

A las 20:00 horas de ayer se celebró una misa en la Catedral para “despedir este año e iniciar el 2021 con toda la bendición del niño Dios”. Antes, Bazán debía confesar, pero no lo hizo para precautelar su salud y la de los feligreses.

El encargado de Relaciones Públicas del Arzobispado, Gabriel Fuentes, dijo que, si bien la Catedral no ofreció este sacramento, en el resto de los templos de Cochabamba se desarrolló con normalidad.

Acotó que “los fieles se acercan a sus parroquias para coordinar con sus sacerdotes”.

SITUACIÓN

A pesar del rebrote, el resto de las actividades religiosas en Cochabamba se mantienen, supuestamente, enmarcadas en las normas de bioseguridad.

Fuentes dijo que los templos solo atienden al 30% de su capacidad, además disponen de insumos de bioseguridad, como dispensadores de alcohol en gel e, incluso, lavamanos portátiles (en el caso de la iglesia de Cala Cala).

Bazán instó a la población a cuidarse. “Confiemos en la misericordia de Dios”.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad