Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de mayo de 2022
  • Actualizado 20:00

Casos activos de la COVID-19 bajan a 8.368, pero SEDES pide "no bajar la guardia"

El índice de positividad también experimentó un descenso hasta el 13%. La organización atribuye estas cifras a las medidas restrictivas que dispuso el COED y el "rastrillaje masivo".
El jefe de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Yercin Mamani. OPINIÓN
El jefe de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Yercin Mamani. OPINIÓN
Casos activos de la COVID-19 bajan a 8.368, pero SEDES pide "no bajar la guardia"

El jefe de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Cochabamba, Yercin Mamani, informó hoy jueves que el número de casos activos de la COVID-19 en la región bajó a 8.368 "a comparación de otras semanas epidemiológicas en que las cifras superaron los 14.000 sujetos que cursaban la enfermedad". Más allá de lo positivo de este registro, la autoridad le recordó a la población la importancia de mantener las medidas de bioseguridad.

"Durante las últimas tres semanas epidemiológicas, hemos tenido un descenso en el índice de contagios. Esto es producto de las medidas de bioseguridad y restricción que fueron asumidas desde el Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba, a recomendación del SEDES, la Sala Situacional y otras instituciones. Hasta ayer (miércoles) solo hay 8.368 casos activos del virus, tomando en cuenta que en las semanas 21 y 22, llegamos a superar las 14.000 personas en fase activa de la enfermedad. Este descenso podría haber sido mucho menor si la población hubiera cumplido al 100% las medidas de bioseguridad y restricción", explicó en el informe diario de la institución.

Mamani acotó que rompieron 2.592 cadenas de contagio a través de los trabajos de rastrillaje. Cochabamba tiene 39.124 casos confirmados en lo que concierne a la tercera ola, que es el 25% del total del país. Hubo 898 decesos desde abril hasta la fecha, que es el 22% de Bolivia. "La tasa de letalidad está ahora mismo en un 2.48%. El índice de positividad ha ido bajando hasta el 13%. Considerando que en las semanas 21 y 22 esta cifra era del 32%, esta reducción realmente es muy significativa y es producto del cumplimiento de las medidas de bioseguridad".

El funcionario de salud indicó que una posible cuarta ola está estimada para finales de septiembre y/o principios de octubre. Asevera que el impacto de la misma dependerá del cumplimiento de los protocolos de bioseguridad y el porcentaje de la población que ya haya recibido la vacuna contra la COVID-19.

Fueron procesadas ayer miércoles 2.507 pruebas en 83 laboratorios, identificando 405 positivos (205 mujeres y 200 hombres) en el departamento. Asimismo, 25 niños han contraído la enfermedad. Hubo nuevamente 16 fallecidos por el coronavirus. Como dato sobresaliente, 868 personas han superado la patología, de acuerdo con los datos brindados por el responsable de Vigilancia Epidemiológica del SEDES, Rubén Castillo.