Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 23:21

Caso sobre tapizado pasa a Auditoría Interna, Contraloría y Comisión de Ética

Los concejales anunciaron que también investigarán posibles irregularidades en Llawi Llawi, Pintu Mayu y otras.
El juego de living que está en la Presidencia del Concejo Municipal de Cochabamba. CLAUDIO ROJAS
El juego de living que está en la Presidencia del Concejo Municipal de Cochabamba. CLAUDIO ROJAS
Caso sobre tapizado pasa a Auditoría Interna, Contraloría y Comisión de Ética

El tapizado de tres muebles del Concejo Municipal de Cochabamba, trabajo realizado en 2015, costó 2.471 dólares (19 mil bolivianos) cuando, según denuncia del concejal secretario Diego Murillo, el costo base sería de poco menos de 1.700 dólares (alrededor de 11.800 bolivianos).

El tema causo susceptibilidad en las autoridades actuales del Órgano Deliberante de la ciudad. Este jueves, el Concejal Secretario informó que el caso pasará a Auditoría Interna, a la Contraloría General del Estado e incluso a la Comisión de Ética.

Las nuevas autoridades locales asumieron sus cargos hace menos de un mes. Antes de ejercer ya habían anunciado un trabajo de fiscalización y de auditoría a las autoridades cesantes. En ese marco, anunciaron que también investigarán otros temas.

Murillo expuso los tres muebles, sillones, que están en la oficina de la Presidencia del Concejo; también algunos documentos. De acuerdo con la orden de compra para este trabajo, de 2015, la descripción fue “servicio de retapizado de un juego de living de 3 piezas – 1 sofá de dos cuerpos y dos personales – aumentando fibra y remodelado todo el mueble en cuero legítimo color negro”, con el monto total de 19 mil bolivianos (2.471 dólares).

De acuerdo con los registros, habría sido la oferta de menor costo.

Murillo manifestó que no hubo irregularidades en la compra, pero que sí existen elementos n compatibles.

“Nosotros hicimos una cotización y la respuesta fue que el monto podría ser 1.700 dólares, probablemente incluso más barato”, sostuvo, y agregó que en 2015 este precio probablemente fue mucho más bajo.

Ante estas observaciones, la autoridad informó que el caso será derivado para Auditoría Interna y que también se enviará una copia de los detalles a la Contraloría General del Estado.

“Vamos a pedir un informe de Asesoría Legal, de Auditoría Interna. Van a sacar un informe, un pronunciamiento (…). No son millones de dólares, pero molesta. El acto es irregular”, afirmó el concejal, y recordó que, en casos de corrupción, “la ley no prescribe”

Murillo acotó que el tema podría involucra a otras personas y no solo a quien entonces presidente del Concejo, Edgar Gainza, “desde el que manda la carta solicitante, el que ve, el que observa”.

Dijo que la actual Directiva se hará cargo del tema y que, además, debe pasar a la Comisión de Ética.

INVESTIGAN MÁS

Entre otros temas, informó que los concejales revisan otras posibles irregularidades de las anteriores gestiones.

Mencionó como ejemplo, las supuestas irregularidades en la serranía de Llawi Llawi y en la torrentera Pintu Mayu, zonas protegidas donde se denunció la venta ilegal de terrenos.

“En estos años, la Alcaldía ha perdido a propósito”, cuestionó.

Estos casos implican a las exautoridades del Ejecutivo municipal. sin embargo, el concejal Murillo afirmó que también tienen responsabilidad los exconcejales, porque fueron parte del ente fiscalizador.

“Ellos ni siquiera daban audiencias a los vecinos”, expresó.

Los concejales realizaron inspecciones a la serranía de Llawi Llawi, hace un par de días. Constataron la apertura de un camino, que es irregular, y escucharon los reclamos de los vecinos de la zona.