Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de octubre de 2020
  • Actualizado 17:24

Un camino pone en riesgo bosque de algarrobos

Construyeron viviendas sociales que hace casi dos años no acceden a servicios básicos porque las especies forestales las obstaculizan. 
 
Los ejemplares de algarrobos en Tiataco. Archivo
Los ejemplares de algarrobos en Tiataco. Archivo
Un camino pone en riesgo bosque de algarrobos

“Han planificado mal”. Un terreno próximo al emblemático bosque de algarrobos de la comunidad de Tiataco, en Arbieto (a 26 kilómetros de la ciudad de Cochabamba), fue usado para construir siete viviendas sociales que, hace casi dos años, no tiene acceso a ciertos servicios básicos. Sus propietarios, respaldados por algunos comunarios, quieren abrir un camino para habilitar agua y luz en la zona, afectando a ciertos ejemplares arbóreos que tienen centenares de años.

Esta situación puso en alerta a los comités cívicos del Valle Alto. Según el primer vicepresidente del Comité Cívico de Tarata, Juan Rosales, los sindicatos agrarios de Tiataco se opusieron a la construcción de las unidades habitacionales, pero las autoridades pasaron por alto su pedido.

Ahora, que las casas ya están concluidas, “la única alternativa es abrir un camino casi entre medio del bosque” para que sus propietarios tengan servicios de agua potable y electricidad.

Rosales estimó que la apertura implicará el derribo de entre 40 y 60 árboles, la mayoría tiene más de un centenar de años.

El bosque de algarrobos de Tiataco, en total, abarca una extensión de 13 a 14 hectáreas. La cantidad de ejemplares arbóreos aún no está contabilizada.

SITUACIÓN

La construcción de la vía tiene enfrentados al Sindicato Agrario de Tiataco, “que son los defensores del bosque”, con una Organización Territorial de Base (OTB) de Tiataco que, según Rosales, se creó recientemente y defiende la apertura del camino.

Supuestamente, el plan, además es “lotear una parte de ese bosque”.

AUTORIDADES

La OTB Tiataco, respaldada por algunos grupos sociales, envió hace poco un ultimátum al Gobierno Autónomo Municipal de Arbieto para que ejecute la obra caminera y, de no hacerlo, advirtió con “medidas drásticas”, así lo indica un documento firmado por la Central Regional Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Arbieto, el ejecutivo de la Central Única de Trabajadores Campesinos de la Provincia Esteban Arce, Felipe Terrazas, entre otras organizaciones y dirigentes.

En respuesta a la presión social, la Alcaldía de Arbieto envió una nota a la Secretaría de la Madre Tierra de la Gobernación de Cochabamba para pedir “apoyo para realizar el trabajo de campo de georreferenciación del polígono del bosque de algarrobos en la comunidad Tiataco”.

Para los comités cívicos de Tarata, Cliza, Cochabamba y Punata ese trabajo es una estrategia que culminará con la apertura del camino, “lo quieren hacer estos días, por eso estamos alarmados”. 

Anunciaron una representación para frenar ese proceso. 

La secretaria ejecutiva de la Comunidad Agropecuaria Tiataco, Alcira Gutiérrez, informó que en 2016 ya se realizó una georreferenciación del bosque con el respaldo de instancias nacionales y “eso no quieren hacer valer”.

CARACTERÍSTICAS

Un estudio de la Carrera de Ingeniería Ambiental Universidad Católica Boliviana estimó que el valor económico y ambiental del bosque de Tiataco es casi de 10 mil dólares anuales.

Los profesionales Ericka Lafuente Mijaria y Mauricio Azero Alcocer aseveraron en una investigación que solo el valor del terreno donde se encuentra el bosque es de entre 120.000 a 240.000 dólares, aproximadamente.  

Al margen, genera movimiento económico durante la celebración de la Feria de la Wallunk’a Nativa y el Mast’aku, que tiene sede en ese bosque todos los años en noviembre.

“El beneficio económico que brinda el bosque a la comunidad, al servir de escenario para el desarrollo de la feria, es un indicador importante del impacto social positivo que genera”. Con base en una sola muestra ferial, se obtuvo como cifra estimativa que el flujo de visitantes a ese evento es de 3.000 personas.

Además, los árboles de algarrobo del bosque de Tiataco, debido a sus propiedades nutritivas para la alimentación del ganado, brindan beneficios adicionales.  Las hojas y vainas contribuyen no solo a una mejor alimentación durante todo el año, sino que evitan gastos adicionales, principalmente durante el invierno. 

Las familias poseedoras de ganado en Tiataco cuentan con alrededor de 30 ovejas. La alimentación de estos animales está compuesta, entre otras cosas, por algarrobo (follaje verde, hojarasca  y  frutos  caídos).

Esos son solo algunos de los beneficios de ese espacio, por esa razón algunos comunarios se oponen a la construcción de un camino.