Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 02 de diciembre de 2020
  • Actualizado 11:33

Cuatro cambios que se advertirán en cementerios

Cercado y Colcapirhua tendrán nuevos bloques. Cinco camposantos establecieron hornos crematorios y dos fosas comunes.
 
Trabajadores de Emavra retocan las áreas verdes del camposanto de Cochabamba.  Noé Portugal
Trabajadores de Emavra retocan las áreas verdes del camposanto de Cochabamba. Noé Portugal
Cuatro cambios que se advertirán en cementerios

Nuevos bloques, hornos crematorios, fosas comunes y áreas verdes renovadas. Esos son los cuatro cambios que la población advertirá en los principales cementerios de municipios del Eje Metropolitano de Cochabamba cuando concurra a visitar a sus difuntos el Día de Todos Santos, el 2 de noviembre.

La emergencia sanitaria por el brote de coronavirus motivó a muchas autoridades municipales a hacer cambios infraestructurales en sus cementerios para evitar colapsos.

Las modificaciones, sobre todo, tuvieron que ver con ampliaciones que permitieron albergar los restos de los fallecidos con COVID-19.

Una de las variaciones que la población advertirá en cinco cementerios del eje es la instalación de hornos crematorios. Esas estructuras están en Cercado, Colcapirhua, Quillacollo, Tiquipaya y Vinto.

Además, en otros camposantos consolidaron fosas comunes, específicamente Quillacollo y Cercado. Esa será una segunda modificación.

Finalmente, antes de Todos Santos, algunos de estos espacios del eje metropolitano estrenarán nuevos bloques, ese es el caso de Cercado. La siguiente semana inaugurará una nueva infraestructura con capacidad para 250 nichos y 500 a perpetuidad.

Colcapirhua también está en proceso de habilitar un bloque para acoger más de 200 restos humanos. 

Una última modificación, de cara a la fiesta de los difuntos, es la refacción de espacios naturales. En el Cementerio General de Cercado están “embelleciendo las áreas verdes” en coordinación con la Empresa Municipal de Áreas Verdes y Recreación Alternativa (Emavra).

El administrador de ese establecimiento, Benedicto Gonzales, dijo que, debido a la pandemia, los jardines estaban abandonados, “ojalá se puedan recuperar al 100%”.

APERTURA

La Alcaldía de Cochabamba proyectó que el cementerio de Cercado abrirá unos días antes del 2 de noviembre, el 27 de octubre, después de permanecer varios meses cerrado.

Las autoridades aún están delineando el protocolo de bioseguridad que los visitantes deberán cumplir para ingresar a ese camposanto a visitar a sus familiares que fallecieron.