Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de febrero de 2023
  • Actualizado 14:20

Caídas de vehículos en torrenteras se multiplican por 4 en Cochabamba

La gestión pasada se reportó un caso y en lo que va de este 2021 ya van cuatro. En una sola noche ocurrieron dos hechos. GEOS apunta a por lo menos cinco causas.
Un vehículo caído en una torrentera. DICO SOLÍS
Un vehículo caído en una torrentera. DICO SOLÍS
Caídas de vehículos en torrenteras se multiplican por 4 en Cochabamba

Las torrenteras que atraviesan la ciudad de Cochabamba ocasionaron al menos cuatro accidentes automovilísticos en lo que va del año. La cifra se cuadriplicó respecto a la gestión pasada.

 El coordinador nacional del Grupo Especial de Operaciones de Salvamento (GEOS), Carlos Azcárraga, informó que en 2020 solo atendieron un caso de un motorizado caído a un canal. 

Esa cifra es ínfima respecto a este 2021, año en el que ya se acumularon cuatro accidentes. Hubo dos en un mismo día.

 Azcárraga informó que el primer caso del año fue el más grave porque dejó una persona fallecida. Ocurrió el 17 de enero, cuando las intensas lluvias provocaron el colapso del canal de agua de la avenida Juan Pablo Segundo y Tadeo Haenke.

 Un hombre de 37 años de edad y su motorizado, en el que circulaba por la zona, cayeron a la torrentera y fueron arrastrados 300 metros. Cuando los rescataron, él ya estaba sin vida y la movilidad con severos daños.

 Los tres accidentes restantes que completan la lista sucedieron esta semana. El lunes 15 de febrero pasó uno y el miércoles 17 dos.

 El último se reportó en la torrentera que está en el cruce de las avenidas Segunda y Víctor Ustáriz, donde una vagoneta blanca cayó. Se desconoce si hubo heridos porque los ocupantes abandonaron el motorizado.

 Azcárraga indicó que los cuatro siniestros automovilísticos de este año pasaron por inmediaciones del mismo canal y señaló que se debieron a por lo menos media decena de causas.

 Una de ellas son los excesivos baches. Explicó que, para esquivarlos, los conductores hacen maniobras hacia el costado, sin percatarse que están al borde del canal y pierden el control.

 Otro factor es la disminución de visibilidad en temporada de lluvia. Cuando se maneja, “uno no puede saber exactamente por dónde va”.

 Una tercera causa son las fallas mecánicas. En uno de los accidentes del miércoles, por ejemplo, los frenos del auto no respondieron.

 Por otro lado, en algunos sectores de las torrenteras, “el camino” para que crucen las movilidades es muy angosto y hay choferes que no pueden calcular.

 Finalmente, GEOS considera que en la mayoría de los canales de Cochabamba falta señalización.

Estas condiciones ocasionan que, además de autos, cada semana caigan hasta cinco perros a las torrenteras.

INTERVENCIÓN

Para intervenir, los voluntarios de GEOS aseguran el área donde cayó el vehículo y si hay una persona dentro la rescatan, pero antes desconectan el sistema eléctrico para evitar otros accidentes.

 Luego, esperan que la grúa llegue para sacar los motorizados que, en su mayoría, ya “son inservibles”.

RECOMENDACIONES

Para evitar este tipo de siniestros, GEOS aconsejó a los choferes que reduzcan la velocidad cuando están cerca de torrenteras.

 Por otro lado, instó a que, antes de conducir en lluvias, se aseguren que sus limpiaparabrisas estén en perfecto funcionamiento.

Además, sugirió realizar periódicamente una revisión mecánica de los motorizados.