Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 23 de enero de 2022
  • Actualizado 04:41

Cada semana 2 vuelos ingresan a Cochabamba desde Brasil

La Secretaría de Salud de la Gobernación informó que para identificar gente contagiada con la nueva variante brasileña de coronavirus enviaron brigadas a la terminal aérea.
Pasajeros aguardan su vuelo en el aeropuerto Jorge Wilstermann de Cochabamba. DICO SOLÍS
Pasajeros aguardan su vuelo en el aeropuerto Jorge Wilstermann de Cochabamba. DICO SOLÍS
Cada semana 2 vuelos ingresan a Cochabamba desde Brasil

Cada semana dos vuelos arriban al aeropuerto Jorge Wilstermann de Cochabamba con gente procedente de Brasil, de acuerdo con información de la Secretaría de Salud de la Gobernación.

Considerando el riesgo sanitario que implica esta situación, debido a que en ese país hay una variante más contagiosa de COVID-19, la Secretaría de Salud y el Servicio Departamental de Salud (SEDES) están reforzando los controles en la terminal área.

La secretaria de Salud del departamento, Judith Choque, informó que Cochabamba recibe los sábados los vuelos provenientes del país vecino.

Ese día, el personal realiza controles de 06:00 a 24:00 horas. Disponen médicos, enfermeras y funcionarios de laboratorio, entre otros, explicó Choque.

Las brigadas médicas asignadas se encargan de la toma de muestras de antígeno nasal y la aplicación de otras pruebas a los pasajeros. La intención, según dijo Choque, “es identificar de forma precoz a los pacientes positivos que estén llegando del exterior del país para tomar las medidas correspondientes”. 

Además, este trabajo también se intensifica los miércoles, cuando hay arribos internacionales a la ciudad.

Estas mismas medidas son asumidas en la terminal de buses de Cochabamba.

DETALLES

Al igual que todas las cepas que ha tenido el virus, los síntomas más frecuentes de la variante de coronavirus brasileña son la fiebre, tos seca y cansancio. Además, a veces se dan otros menos comunes como dolores musculares, dolor de garganta, diarrea, pérdida de olfato y el gusto, dificultad para respirar, entre otros, de acuerdo con el portal de noticias AS.

Sin embargo, la gran diferencia con la cepa convencional de COVID-19 es que tiene una probabilidad de reinfección entre un 25% y el 60%. Además, es mucho más agresiva y está afectando generalmente a la gente más joven.