Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 01 de diciembre de 2022
  • Actualizado 20:21

Cada día hay una denuncia de tala y especies nativas son más afectadas

Un colectivo en Cochabamba dijo que el proyecto del corredor Quintanilla dañará a cerca de medio centenar de árboles. Autoridades indicaron que se realizará un trasplante.
 
Cada día hay una denuncia de tala y especies nativas son más afectadas

Cada día en Cochabamba se denuncia el corte de un árbol, según el colectivo No a la Tala de Árboles.

La afectación se da, especialmente, a los árboles nativos como los molles. “Últimamente hay poco arbolado de este tipo en las aceras de Cochabamba”, de acuerdo con un miembro activo de ese colectivo, Darling Camacho.

Dijo que lo que más queda en las veredas son especies exóticas que son plantadas sin planificación alguna.

Explicó que las áreas verdes están reduciendo “terriblemente” en la ciudad, debido a que “se está priorizando el cemento antes que la cobertura vegetal”.

Las acusaciones que recibe el colectivo No a la Tala de Árboles, mediante su página oficial de Facebook, no solo tienen que ver con el derribo de árboles, también con afectaciones a áreas verdes. “Vemos que están construyendo canchas, tinglados o pastos sintéticos en esos espacios”.

Además, atendieron casos de gente que tiene el derecho propietario sobre territorios que, en teoría, deberían ser áreas verdes y quiere ejercer su derecho de posesión.

CASO QUINTANILLA

Hace al menos nueve meses, el colectivo tiene conocimiento de la modificación del diseño del corredor Quintanilla. Si bien, ese entonces, se desconocía la afectación arbórea que habría, hoy se sabe que el proyecto vial afectará a al menos 40 árboles. 

La Organización Territorial de Base (OTB) Recoleta accedió a los planos y constató que el proyecto dañará a 25 árboles que ahora están plantados en la avenida Uyuni, además de la arboleda de la avenida Melchor Urquidi y del Boulevard.

Las especies afectadas serán molles, jacarandás, árboles de t’ipa, lluvías de oro y santa ritas.

Según el colectivo, además de flora, habrá fauna perturbada, especialmente aves que anidan en las copas de esos árboles.

Desde el Municipio indicaron que no talarán los 40 árboles, solo los trasplantarán. Al respecto, el colectivo dijo que las experiencias de replantación no son exitosas. Supuestamente, las plantas terminan secándose.

“Los 20 jacarandá que sacaron de la avenida del Ejército, supuestamente fueron trasplantados al río (Rocha) y ahora están secos”, aseguró Camacho.

No a la Tala de árboles está en contra de trasplantes o reposiciones de las especies porque los árboles “están bien establecidos”, tienen al menos dos décadas y no será lo mismo sustituirlos por plantines.

El colectivo realiza el seguimiento de este caso hace al menos tres años y, de acuerdo con un censo realizado, ya van al menos un centenar de árboles dañados por el proyecto del corredor Quintanilla.

Supuestamente, estos días la empresa constructora está haciendo el desvío de cables eléctricos y estudios topográficos, lo que implica que el retirado de árboles será pronto.